EL DÉFICIT DE LA SEGURIDAD SOCIAL SE REDUJO UN 2,1% HASTA AGOSTO

- Las cotizaciones alcanzaron hasta agosto los 71.297,17 millones, la mejor cifra de los últimos nueve años. Las cuentas de la Seguridad Social reflejaron hasta el mes de agosto un saldo negativo de 5.998,35 millones de euros, frente al déficit de 6.128,06 millones registrado en el mismo periodo del año anterior, lo que supone un descenso del 2,1%.
Según los datos de ejecución presupuestaria correspondientes a la Seguridad Social publicados este miércoles, este déficit de 5.998,35 millones supone el 0,52% del PIB.
El saldo obtenido hasta finales de agosto resulta de la diferencia entre unos derechos reconocidos por operaciones no financieras de 86.545,14 millones y unas obligaciones reconocidas de 92.543,49 millones de euros.
Del volumen total de derechos reconocidos, el 91,25% correspondió a las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social y el 8,75% restante a las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social.
En cuanto a las obligaciones, el 92,99% fue reconocido por las Entidades gestoras, y el 7,01% por las Mutuas.
COTIZACIONES SOCIALES
Las cotizaciones sociales (derechos reconocidos) alcanzaron los 72.185,08 millones de euros, lo que representa un aumento de 5 puntos porcentuales respecto a 2016, que viene originado por el aumento de la cotización de ocupados en un 5,63% (el crecimiento era del 3,54% hace un año), mientras la cotización de desempleados descendió un 4,57% (una bajada del 7,49% en 2016).
La evolución por cuotas sociales evolucionó positivamente en el periodo referenciado y Empleo incidió en que si hasta agosto de 2016 la tasa anual de crecimiento era aún inferior al 3% (2,79%), un año después la tasa de crecimiento se situó en el 5%.
En cuanto a la recaudación neta de cuotas -que es otra forma de cuantificar la evolución de los ingresos por cotizaciones, referida a la entrada efectiva de recursos monetarios- se observó una tasa anual del 5,07%, la más alta desde 2008. El año pasado en este mismo periodo crecía a un ritmo anual del 3,07%. De esta manera, el Sistema recibió por esta vía 3.443,41 millones más que el año pasado por estas fechas.
Por lo demás, dentro del apartado de ingresos, las transferencias corrientes supusieron 12.444,69 millones de euros, un 0,77% más que las acumuladas a la misma fecha de 2016.
Por su parte, los ingresos patrimoniales representaron 474,76 millones de euros, con un descenso interanual del 57,24%, y las tasas y otros ingresos reflejaron la cantidad de 708,94 millones, con un descenso interanual del 2,63%.
GASTO EN PRESTACIONES ECONÓMICAS
En cuanto a las prestaciones económicas a familias e instituciones, estas alcanzaron los 87.083,01 millones, con un aumento de un 3,49% respecto al ejercicio anterior. Esta cifra representa un 94,1% del gasto total realizado por el Sistema.
En un análisis detallado de las distintas prestaciones contributivas, las pensiones (invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y a favor de familiares) representaron 74.188,55 millones de euros, un 3,6% más con respecto al año anterior.
Las prestaciones por maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo se elevaron hasta los 1.520,69 millones de euros, tras crecer un 6,95%. En Incapacidad Temporal, el gasto realizado fue de 3.859,35 millones de euros, un 9,61% más.
A 31 de agosto, las pensiones y prestaciones no contributivas, incluidos los complementos a mínimos de las pensiones contributivas, alcanzaron un importe de 7.244,78 millones, el 0,82% menos respecto al ejercicio anterior debido a que cada vez son menos el número de pensiones que necesitan ser complementadas, según explicó Empleo.
De dicho importe, se destinó a pensiones no contributivas y mínimos 6.018,45 millones y a subsidios y otras prestaciones 1.226,33 millones, de los que 1.173,78 correspondieron a prestaciones familiares.
Finalmente, en términos de caja, la recaudación líquida del sistema alcanzó los 85.199,58 millones de euros. Por su parte, los pagos sumaron 92.311,58 millones de euros.

Ahora en portada

Comentarios