Jubilados cántabros inician el sábado en Santoña una de las cinco marchas de UGT-CCOO por las pensiones dignas

La movilización partirá el domingo a Bilbao y proseguirá por La Rioja, Navarra y Aragón antes de llegar a Madrid el 9 de octubre

Jubilados cántabros inician el sábado en Santoña una de las cinco marchas de UGT-CCOO por las pensiones dignas

Los jubilados de UGT y CCOO en Cantabria iniciarán este sábado, 30 de septiembre, en Santoña una de las cinco marchas convocadas por ambos sindicatos que recorrerán gran parte de España para reivindicar unas pensiones públicas dignas, hasta llegar a Madrid el 9 de octubre, donde se ha programado una concentración en Puerta del Sol.

Así lo han indicado este jueves en rueda de prensa los secretarios generales de UGT y CCOO en la región, Mariano Carmona y Carlos Sánchez, respectivamente, quienes han indicado que las cinco marchas nacionales se distribuirán por etapas entre las ciudades previstas en el recorrido. Parte de ellas se harán a pie, e irán sumando participantes de manera progresiva hasta alcanzar la capital.

En el caso de la que se inicia en Cantabria, el sábado está previsto que varios centenares de personas se trasladen en barco desde Santoña hasta el Puntal de Laredo para, posteriormente, desplazarse hasta Colindres, donde se ha convocado una asamblea que ya contará con las presencia de jubilados de UGT de CCOO de Bilbao, a donde se dirigirá al día siguiente la movilización.

La marcha visitará después las localidades de Vitoria, Logroño, Pamplona, Huesca, Zaragoza, Guadalajara, Alcalá de Henares y Fuenlabrada antes de confluir con las otras cuatro movilizaciones en Madrid el 9 de octubre.

Los secretarios generales de UGT y de CCOO en Cantabria, que presentaron la marcha por las pensiones dignas junto con responsables de las federaciones de jubilados y pensionistas de ambos sindicatos, Santos Orduña (UGT) y José Antonio Calderón (CCOO), destacaron la importancia de esta acción reivindicativa que defiende un sistema público de pensiones "pactado y no impuesto" como si se tratase de "un francotirador", que resuelva "sus actuales desequilibrios económicos y el déficit del Fondo de Reserva".

Carmona y Sánchez recordaron que tanto UGT como CCOO ya han hecho propuestas al respecto a todos los partidos políticos y grupos parlamentarios para solucionar un problema de financiación que no responde a un aumento del gasto de las pensiones sino a "un descenso de los ingresos, sobre todo a partir del año 2012".

"Lo que no se puede es destinar el mismo dinero que se emplea actualmente para pagar siete millones de pensiones a sufragar las más de 14 millones que se prevén en los próximos años", puntualizaron los dirigentes sindicales.

En este sentido, el responsable regional de UGT consideró que "no es admisible" que, según las propias estadísticas de la Seguridad Social, el pasado mes de agosto un 38% de los jubilados de Cantabria (31.784 de un total de 83.946) cobrarán una pensión "inferior" a los 707,7 euros del salario mínimo interprofesional (SMI) o que un 53% "no alcanzara los 1.000 euros mensuales".

Carmona agregó que de 2011 a 2016, las pensiones han acumulado una pérdida de poder adquisitivo de un 3,45% en comparación a la evolución del Índice de Precios al Consumo (IPC) y que, tal y como repuntan los precios este año y las previsiones al respecto del Gobierno, se añadirá otro 1,25% a su menor capacidad de compra.

"Lo que hay que plantearse es qué sistema de pensiones queremos, si queremos que sea público, privado o mixto y nosotros tenemos muy claro que tiene que ser público, con la suficiente solvencia económica y que reparta la riqueza de manera equitativa y solidaria; no puede ser de otra manera", planteó el secretario general de UGT en Cantabria.

Tras recordar las diferentes propuestas que han venido realizando UGT y CCOO, recalcó que "todas" las "soluciones que se planteen tienen que estar consensuadas y en el foro adecuado para ello, el Pacto de Toledo". "Lo que no puede ser es que las soluciones surjan de imposiciones por mayoría absoluta y se ejerza el gobierno como un francotirador", puntualizó.

Por ello, el líder ugetista recordó que las propuestas sindicales "no pasan por un aumento de la edad de jubilación, que está demostrado que no es la solución" sino por, entre otras cuestiones, dar marcha atrás en la reforma de las pensiones impuesta por el Gobierno del PP en 2013, derogar una reforma laboral que ha facilitado el despido y una merma notable en las cotizaciones sociales, acabar con el fraude de la contratación temporal injustificada o impedir que los propios empresarios se descuelguen de lo pactado en la negociación colectiva".

UN PROBLEMA DE TODOS

Por su parte, el secretario general de CCOO en Cantabria destacó la importancia de las marchas reivindicativas convocadas en defensa de las pensiones públicas dignas porque, según dijo, "no es un problema sólo de los pensionistas, es un problema de todos porque todos terminaremos siendo pensionistas".

"El sistema público de pensiones está en crisis, se cae como consecuencia de una descenso de los ingresos", avisó Sánchez, que criticó "la pérdida constante de poder adquisitivo de los pensionistas, pese a que han sido el colchón y el refugio de todas las personas damnificadas por la crisis económica".

"Es lógico, por tanto, que CCOO y UGT apostemos por un aumento de los ingresos del sistema y hayamos hecho propuestas al respecto a los grupos parlamentarios que hubieran dado estabilidad y solvencia al propio sistema", añadió .

"Hoy por hoy -comparó- sólo cuatro provincias españolas pueden financiar las pensiones públicas con las cotizaciones sociales y Cantabria sólo podría pagar un 60% de las pensiones que tiene, de las que son beneficiarias casi una cuarta parte de toda la población", concluyó.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios