Los sindicatos alertan de que los pensionistas seguirán perdiendo poder adquisitivo en 2017

Los sindicatos alertan de que los pensionistas seguirán perdiendo poder adquisitivo en 2017

En este sentido, CC.OO. ha denunciado que, de acuerdo con los datos adelantados de IPC de diciembre publicados este viernes, las pensiones han perdido este año 1,25 puntos de poder adquisitivo y 2,05 puntos desde 2007. Para realizar este último cálculo el sindicato utiliza el IPC de noviembre hasta 2013 (indicador de referencia hasta la aprobación de la última reforma de pensiones) y la inflación de diciembre desde el año 2014.

El secretario confederal de Protección Social y Políticas Públicas de CC.OO., Carlos Bravo, ha subrayado que los datos de 2016, con la vuelta a una senda normal de inflación, confirman que las pensiones están abocadas a una pérdida progresiva de poder adquisitivo mientras no se modifique su actual fórmula de revalorización.

"Es una brecha que continuará creciendo de no corregirse la estructura de ingresos del sistema y la fórmula de revalorización", ha alertado Bravo.

El sindicato que lidera Ignacio Fernández Toxo ha instado a las fuerzas políticas a que, pese al veto del Gobierno, desbloqueen en el Congreso la revalorización de las pensiones en el marco de un acuerdo que garantice el equilibrio financiero del sistema y la suficiencia de las prestaciones mediante una fórmula de revalorización que ayude a mantener el poder adquisitivo a los pensionistas.

UGT PIDE UNA CLÁUSULA DE REVISIÓN A FINAL DE AÑO.

UGT, por su parte, ha denunciado que la subida de las pensiones en un 0,25% para 2017 resulta "claramente insuficiente", pues apenas supondrá un incremento medio de 1,62 euros mensuales para la pensión más habitual, que ronda los 650 euros al mes. El sindicato de Pepe Álvarez advierte de que esta subida "condena a los pensionistas a perder dinero un año más y a más pobreza".

Para UGT, resulta imprescindible aumentar las pensiones el próximo año en al menos un 1,2% para que este colectivo no pierda poder adquisitivo, por lo que llama a los grupos políticos a negociar, en el marco del Pacto de Toledo, medidas que aseguren el presente y el futuro de los pensionistas y del sistema público de pensiones.

El sindicato propone asegurar el poder adquisitivo de las pensiones mediante la inclusión de una cláusula de revisión a final de año; la revisión inmediata de las fuentes de financiación, y erradicar el déficit de la Seguridad Social acabando con las bonificaciones a la contratación, financiando los gastos de la Seguridad Social desde los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y destopando las bases de cotización.

"Sin embargo, el Gobierno, que parece más preocupado en bajar las pensiones año a año para favorecer los fondos privados de pensiones, no sólo ha hecho caso omiso a las reivindicaciones sindicales, sino que ha vetado de facto la proposición de ley que presentaron la mayoría de los grupos parlamentarios para revalorizar las pensiones el próximo año en un 1,2%. Veto que estudió la Mesa del Congreso y cuya resolución aplazó hasta principios de 2017, cuando ya se haya implementado la subida del 0,25% en todas las pensiones", critica UGT.

El sindicato ha subrayado que un modelo público de pensiones eficaz y eficiente es "incompatible" con la reforma que el PP aprobó en 2013, con un índice de revalorización y un factor de sostenibilidad "que llevan implícitos el recorte de las pensiones a corto y medio plazo". Por ello, ha reclamado su derogación y la puesta en marcha de medidas que aumenten el poder adquisitivo de los pensionistas y garanticen la viabilidad del sistema público.

USO: LOS PENSIONISTAS, MÁS POBRES.

Por su parte, la Unión Sindical Obrera (USO) ha denunciado que, de cumplirse la previsión de inflación que ha realizado el Banco de España para 2017 (2%), los pensionistas perderán el próximo año 1,75 puntos de poder adquisitivo con la subida de sus prestaciones en un 0,25%.

"Sigue tratándose de un incremento insuficiente que continuará incidiendo en el empobrecimiento de los pensionistas. Teniendo en cuenta que más de 2 millones de pensionistas, el 23% del total, cobran pensiones de entre 600 y 650 euros, este incremento será casi imperceptible", ha denunciado USO.

El sindicato ha instado a abordar medidas para resolver los problemas del sistema de pensiones derivados del envejecimiento de la población, la baja natalidad, la pérdida de empleo y la devaluación de las cotizaciones por los menores salarios y las menores jornadas trabajadas.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios