Álvarez(UGT) no descarta huelga general si no hay acuerdo sobre salarios y no hay una reforma fiscal para subir ingresos

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, no descarta convocar una huelga general si no se produce un acuerdo en materia de salarios y negociación colectiva, y si el Gobierno no acomete una reforma fiscal para incrementar el nivel de ingresos.

Álvarez(UGT) no descarta huelga general si no hay acuerdo sobre salarios y no hay una reforma fiscal para subir ingresos

Pepe Álvarez ha participado este lunes en Sevilla en una asamblea con 700 delegados en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Sevilla, aboga en materia salarial por "repartir la riqueza que se está generando", toda vez que "los salarios han perdido cuatro puntos en el reparto de la renta nacional desde que ha empezado la crisis; hay cuatro puntos que se han trasladado de los salarios a las rentas del capital, y eso se debe corregir".

Álvarez ha dejado claro que "tras el desacuerdo en negociación colectiva de 2017, queremos situar la negociación para 2018, 2019 y 2020 en otros términos", ante lo que ha dejado claro que UGT "no vamos a negociar solo incrementos salariales porcentuales, pues eso no es suficiente para las personas con salarios más bajos, sino que nuestro lema es que ningún convenio contemple sueldos por debajo de 1.000 euros, y después hablaremos de porcentajes". "Utilizaremos toda la fuerza del sindicato para ir al objetivo de un salario mínimo", ha añadido.

El dirigente sindical ha precisado que "donde ha habido más dificultades para mantener salarios ha sido en la pequeña empresa y sectores sin organizaciones sindicales".

Asimismo, considera que este país "ha recaudado muy poco", por lo que ve necesaria una reforma fiscal, toda vez que "España gasta seis puntos menos que la media de los países de la zona Euro", mientras que "el fraude fiscal es el doble que el fraude de Alemania"

Por ello, preguntado por una posible convocatoria de huelga general si no se llega a acuerdo en materia salarial y en materia de reforma fiscal, Álvarez ha dejado claro que "la huelga general no se descarta nunca, cuando la huelga general es un instrumento".

Por ello, ha apuntado que "dependerá de cómo se vaya desarrollando los acontecimientos y del nivel de sensibilidad por parte del Gobierno en los PGE", aunque espera que la subida salarial se acometa este año.

"Si el Gobierno no pone en marcha políticas de recaudación que permita redistribuir la riqueza, habrá conflicto social, y cuando hablamos de conflictos social no ponemos ningún límite para conseguir objetivos", ha advertido Álvarez.

Considera "un escándalo" que la patronal en España "cuando se le pregunta si un ciudadano puede vivir con 800 euros, diga que no, pero luego no hace nada, cuando ellos son los responsables de subir sueldos, pero quieren ganar más y no quieren repartir el beneficio generado".

"Si el capital se dedica a mejorar sistemas productivos de las empresas, estaríamos invirtiendo en un país para producir más y mejor, pero no es así; el dinero va a los bolsillo de los accionistas", ha añadido Álvarez, quien ha dejado claro que "cuando alguien no paga impuestos o alguien paga tributos en otro país de la UE, está robando a sus conciudadanos y está siendo insolidario con sus necesidades".

LA ASAMBLEA

Pepe Álvarez ha apuntado que desde el 42 congreso de la Confederación, cada mes la Ejecutiva se reúne en una comunidad, para así "poder escuchar, hablar, conocer e intercambiar opiniones con los territorios", ya que "el sindicato tendría que haber escuchado mas, tenía que haber utilizado más lenguaje y expresiones de las reivindicaciones de los trabajadores".

Tras valorar que la actual situación política "permite un Parlamento plural, que da mucho juego a las organizaciones sociales", Álvarez espera que tras tres años de crecimiento en España, "se logre repartir la riqueza que se genera en nuestro país".

Entre los temas de fondo esenciales, Álvarez ha pedido que se pongan en marcha medidas para que haya política industrial, pues sin política industrial no hay trabajo estable ni trabajo para jóvenes que produzca valor añadido", por lo que ha hecho un llamamiento a partidos, universidades y colegios profesionales "para trabajar todos en generar un consenso para que la política industrial sea transversal no dependa sólo de quien gobierne". Además, ha pedido "un gran acuerdo estratégico por la energía".

Álvarez ha pedido hablar en estos momentos de un turismo "que sea sostenible, que acabe con la precariedad en el empleo", por lo que ha pedido "un gran debate sobre el turismo, donde se hable de los grandes ejes los gobiernos, sindicatos y empresarios; que se permita un turismo de calidad, con personas formadas, salarios dignos y que produzcan un valor añadido".

Por otro lado, ha pedido debatir sobre las pensiones, recordando las marchas que saldrán el día 30 de diferentes puntos de España, y ha pedido, derogar las reformas de 2013 del PP "que se hicieron al margen del Pacto de Toledo".

En materia de pensiones, Álvarez cree que "hay que entrar a sostener el sistema por los ingresos, y España tiene un problema de ingresos, no de gastos, pues, de hecho, gastamos cuatro puntos menos en pensiones que gasta Alemania o Francia", por lo que ha insistido en mejorar la recaudación "y acabar con las subvenciones a la contratación pagadas por la Seguridad Social".

Ha apuntado la necesidad de políticas de empleo para los jóvenes, como contratos relevo, o lograr la igualdad entre hombres y mujeres, y luchar contra el asesinato machista a mujeres. "Si esos asesinatos se produjeran contra hombres, esto no estaría como está", ha aseverado.

REFORMA INTERNA DEL SINDICATO

Álvarez, por otro lado, ha precisado que UGT sigue en proceso de reforma "profunda", de forma que "estamos trabajando con mucha fuerza para que nuestras cuentas estén saneadas y se basen en las cuotas de los afiliados".

Ha valorado el proceso de "transparencia absolutamente increíble" seguir por la central, donde "en la web la gente tiene acceso a toda la documentación". "Hoy el que habla mal de nosotros es porque tiene ganas de hacerlo", ha resaltado Álvarez quien ha resaltado el trabajo de "democracia interna" efectuado.

Ha recordado asimismo que UGT "trabaja para sus afiliados pero también para el conjunto de trabajadores, y nos gustaría que la sociedad sea consciente", por lo que está haciendo un esfuerzo "para distinguir entre recursos dedicados estrictamente a afiliados y recursos destinados al bien común e interés general".

POSICIÓN ANDALUZA

Por su parte, la secretaria general de UGT-A, Carmen Castilla, ha resaltado que se están registrando "dos días intensos de trabajo" de la Comisión Ejecutiva Federal, y ha indicado que en la asamblea "explicaremos cuáles son los retos del sindicatos, los problemas de la comunidad y qué soluciones planteamos".

Castilla, quien ha resaltado que "tras casi 130 años de vida estamos más vivos que nunca", ha exigido una subida salarial "pues ya está bien que nos hablen de recuperación económica, pues se encarece la vida de los trabajadores sin que exista correlación con una subida salarial".

La dirigente andaluza, quien ha recordado las movilizaciones en defensa del sistema público de pensiones, que comienzan el día 30 septiembre", ha insistido en pedir las 35 horas semanales, toda vez que "no estamos reivindicando de nuevo esa jornada, sino que nosotros la tuvimos hasta 2012, pero con la excusa de la crisis a los empleados públicos nos subieron 2,5 horas, y además hubo disminuciones salariales, por lo que pedimos que se recuperen los derechos adquiridos".

En materia salarial, Castilla cree que "nada es imposible" y ha pedido las mismas peticiones a nivel nacional, "pues los beneficios empresariales son los mismos que en cualquier territorio, aunque aquí la temporalidad y la precariedad es mayor y los salarios son más bajos".

Ahora en portada

Comentarios