Hernández cree que 2016 ha sido un año perdido y lamenta que la izquierda perdiera la oportunidad por "miopías"

Hernández cree que 2016 ha sido un año perdido y lamenta que la izquierda perdiera la oportunidad por "miopías"

El secretario regional de Comisiones Obreras, Ángel Hernández, ha considerado que el año 2016 que está a punto de echar el cierre ha sido un ejercicio perdido en el terreno de lo político y se ha mostrado convencido de que "la gran oportunidad" de que las cosas hubiesen cambiado estuvo en las elecciones del 20 de diciembre de 2015 en manos de las denominadas fuerzas del cambio o progresistas.

"La gran oportunidad de que las cosas hubieran cambiado estuvo en las elecciones de diciembre, ahora van a ser mucho más difíciles", ha asumido el sindicalista quien, en una entrevista a la agencia Europa Press, ha lamentado que las fuerzas del cambio que tenían como objetivo "sacar" del Gobierno a Mariano Rajoy perdiesen esa "grandísima oportunidad" por "miopías" y por "tacticismos" de "unos y otros".

Hernández ha recordado a este respecto que las segundas elecciones configuraron una situación diferente a la de diciembre ya que, aunque la suma de PP y Ciudadanos siga siendo "insuficiente" para conformar una mayoría, pueden contar con el apoyo de las fuerzas nacionalistas que, con independencia de algunas "broncas de carácter territorial", tienen mayor afinidad con la derecha en aspectos de política económica y social, lo cual "genera ciertas incógnitas".

El dirigente regional de CCOO no ha dudado en afirmar tampoco que es "evidente" que la nueva configuración del Parlamento va a necesitar del "diálogo y el acuerdo" donde ha reivindicado un intercambio de diálogo con la patronal y con los sindicatos, principalmente a través del Diálogo Social y, si no se pudiera, con los grupos parlamentarios.

"Vamos a ver por dónde va la situación", ha exclamado Hernández, quien ha advertido de que pende sobre España la "espada de Damocles" de unas nuevas elecciones a las que no dudará en acudir Mariano Rajoy cuando vea que no se hace lo que él cree que tiene que hacerse.

"Va a depender de si considera que puede hacer sus políticas en el Parlamento porque, si se queda colgado con los presupuestos a ver qué hace", se ha preguntado Hernández, quien no ha dudado en la posibilidad de que el presidente del Gobierno prefiera que se disuelva el Parlamento si se va a "desandar" su camino. "No me extrañaría", ha sentenciado a este respecto.

AÑO DE TRANSICIÓN EN LO ECONÓMICO

En términos económicos, Ángel Hernández ha definido 2016 como un año de transición hacia la recuperación de los indicadores macroeconómicos que, según ha recordado, son los mismos que sirvieron para detectar el calado de la crisis por lo que considera que no hay que ponerlos en tela de juicio.

"Es bueno y deseable que esos indicadores vayan en números no rojos", ha reconocido el dirigente sindical quien ha destacado que 2016 se vaya a cerrar en una "buena cifra", incluso algo superior a lo previsto, si bien ha advertido de que el crecimiento del empleo y la reducción del desempleo siguen evolucionando "con matices".

"El Gobierno quiere que esa situación cierta tape la realidad en la que el sindicato se mueve día a día", ha advertido Hernández, quien ha insistido en que la salida de la crisis ha creado una mayor desigualdad para las personas en dificultades que la que tenían al entrar ya que, según ha recordado, la igualdad tiene mucho que ver con la cantidad y con la calidad del trabajo.

En este sentido, ha considerado "inadmisibles" los porcentajes de personas que aún permanecen sin empleo tanto en España como en Castilla y León para cargar también contra la calidad de los puestos de trabajo que se están generando fruto de unas reformas laborales cuyos efectos se empiezan a ver ahora ya que, según ha explicado, "las grandes políticas no se sufren de repente sino que van calando poco a poco".

Hernández ha reivindicado en este punto una derogación o modificación de los elementos más negativos de las normas laborales que, en su opinión, han intentado consolidar en una buena parte del mercado del trabajo una forma de contratación que hace que los trabajadores no tengan unos ingresos mínimos para poder sobrevivir dignamente.

De cara a 2017, ha considerado que lo importante es mantener un crecimiento sostenido del PIB en torno al 2,5 por ciento en la próxima década por lo que no ve "demasiado preocupante" que la economía caiga unas décimas el próximo año respecto a 2016.

"Si se va a crecer al 4 por ciento pero el empleo es otra vez el 90 por ciento temporal y dentro de él el 30 por ciento parcial, pues muy bien, en los consejos de administración habrá más dinero para repartir", ha ironizado Hernández, quien ha hecho un llamamiento a la necesidad de corregir la "mala calidad" de la contratación donde radican los elementos de desigualdad entre la clase trabajadora.

Hernández ha sido tajante a este respecto al tachar de "corrupción" actuales contrataciones por cuatro horas a una persona a la que se hace trabajar siete y cotiza sólo por esas cuatro mientras que recibe parte de su salario en negro. "Esto es corrupción, para mí más que las cosas que vemos y oímos todos los días", ha sentenciado el líder regional de CCOO quien ha alertado a los empresarios de que con estas prácticas se están haciendo dumping.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios