EL PERSONAL DEL SERVICIO EXTERIOR EN ARGENTINA INICIARÁ EL 27 DE SEPTIEMBRE UNA HUELGA INDEFINIDA POR LA SUBIDA SALARIAL

CCOO, en coordinación son la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) y UGT, ha presentado un preaviso de huelga indefinida de los trabajadores de la Embajada, consulados, consejerías y oficinas de la Administración General del Estado en Argentina, que comenzará el próximo 27 de septiembre, para denunciar su situación salarial.
Según informó CCOO, la Administración General del Estado “sigue ignorando las reivindicaciones del colectivo a pesar de la huelga de más de dos semanas que ya mantuvo en mayo y junio, y a pesar de haberse comprometido a darle una respuesta” tras la reunión de la Comisión Técnica del Personal Laboral en el Exterior que tuvo lugar el pasado 20 de junio.
El sindicato denunció que “la única respuesta” del Gobierno hasta el momento es el “silencio” después de que se comprometiera hace tres meses a aportar una “propuesta específica” para Argentina, así como a estudiar la situación en los diferentes países con “situaciones inflacionarias también difíciles”.
CCOO subrayó que el personal laboral del Servicio Exterior en Argentina padece una “pérdida de poder adquisitivo acumulado” desde el año 2009 hasta la actualidad, como consecuencia de la inflación oficial en Argentina, que se sitúa alrededor del 80%.
Ante esta situación, el sindicato mantiene su compromiso de denunciar la “precarización” de las condiciones del personal laboral en el exterior y exigiendo el “desbloqueo urgente” de la negociación colectiva.
Por ello, anunció la convocatoria el próximo 27 de septiembre de una huelga indefinida para exigir la aplicación del Acuerdo de 18/12/1990 entre la Administración y CCOO y UGT sobre criterios de revisión salarial, asistencia sanitaria y reconocimiento de la antigüedad; un “inmediato incremento salarial del 25% con efecto retroactivo al 1 de enero 2017 que permita recomponer en parte los salarios del personal” en Argentina.
También reclama un 10% de incremento en 2018 y un 10% de incremento en 2019, “ambos de carácter acumulativo”, para recuperar el poder adquisitivo perdido estos años y para los años sucesivos instrumentar un mecanismo de negociación que observe “la modificación en las condiciones fiscales o de protección social, la utilización como referente de las retribuciones de mercado y la incidencia de peculiares condiciones políticas, económicas o sociales que condicionen la capacidad adquisitiva y la calidad de vida de nuestro personal”, según lo establecido en el Acuerdo Administración-Sindicatos del 18 de diciembre de 1990.
Por último, exige la “correcta aplicación” de la legislación laboral argentina, “evitando que se deba recurrir reiteradamente a los tribunales y que la Administración, con interpretaciones erróneas, intente reducir aún más las ya tan deterioradas retribuciones" de los trabajadores afectados.
Esta segunda movilización del colectivo de Argentina se añade a la que se está llevando a cabo también en Nicaragua y Finlandia, y a la que efectuó el pasado viernes el personal que trabaja en Cooperación para la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid). Al mismo tiempo, se produce en un momento en que el Servicio Exterior de España amenaza con convocar una “huelga global” en octubre.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios