Los sindicatos de Tussam piden una reunión a Espadas por la falta de "avances" en la negociación del convenio

Los sindicatos con representación en la sociedad municipal Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam), participada en solitario por el Ayuntamiento hispalense, han solicitado una reunión con el alcalde, el socialista Juan Espadas, ante la ausencia de "avances" en la negociación del nuevo convenio colectivo pese a los meses transcurridos desde su inicio y el número de reuniones celebradas.

Los sindicatos de Tussam piden una reunión a Espadas por la falta de "avances" en la negociación del convenio

Se trata de un escrito conjunto promovido por la Agrupación Sindical de Conductores (ASC), el Sindicato Independiente de Trabajadores del Transporte (SITT), CCOO y CGT. En este escrito, sellado este pasado martes y recogido por Europa Press, los sindicatos de la empresa municipal de transporte muestran su "preocupación por la cantidad de incertidumbres que están surgiendo en torno al modelo y principios que por parte de la dirección se aplican a la negociación del convenio, sin tener claro si dicho modelo es iniciativa de la propia dirección o responde a criterios marcados por los responsables políticos de la empresa".

Tal extremo, según los representantes sindicales de la plantilla de Tussam, está despertando "inquietud" entre los trabajadores, que ven cómo "transcurren las reuniones sin que haya avances". "Incluso si comparamos propuestas realizadas por la dirección en el mes de mayo con la última oferta entregada, observamos que se minora la propuesta inicial", abundan los representantes de la plantilla.

En ese sentido, los sindicatos recuerdan que el espíritu de la negociación partía de la idea de que la plantilla "supere y recupere de manera sustancial los esfuerzos realizados en los últimos cinco años". Y es que el "plan de viabilidad" acordado en 2012 para reconducir hasta 2016 las entonces castigadas cuentas de Tussam contemplaba aspectos como una reducción salarial del cinco por ciento para el conjunto de la plantilla durante los dos primeros años de aplicación.

LAS DEMANDAS

Precisamente por eso, al comenzar la negociación del nuevo convenio, el presidente del comité de empresa, Emilio Cubero (SITT), manifestaba a Europa Press que las pretensiones de la plantilla son "restablecer (la negociación) de las cosas que quedaron aparcadas" allá por 2012, sobre todo en lo referente a "la jornada laboral y los temas sociales y económicos".

Mientras la plantilla de Tussam está sometida a la jornada laboral de 37,5 horas semanales, merced al Real Decreto ley 20/2012 de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, Cubero exponía al comienzo de la negociación que a la espera de la restitución de la jornada laboral de 35 horas semanales, la idea es lograr "reducir los excesos para que nadie tenga que trabajar por encima de las 37,5 horas semanales".

En cuanto a las retribuciones, Cubero señalaba, sobre todo, la necesidad de "ajustar" los salarios a las "penosidades" reales afrontadas por la plantilla respecto a determinados servicios.

En cualquier caso, y dados los meses transcurridos desde que comenzase la negociación, los sindicatos de Tussam solicitan en este escrito "una reunión con el alcalde y los responsables políticos y ejecutivos de la empresa, para definir el modelo y los contenidos de la negociación".

Ahora en portada

Comentarios