Domingo, 19.11.2017 - 17:24 h

La tozuda recuperación desmiente el discurso único del empleo precario

Uno de cada tres nuevos contratos indefinidos han sido antes temporales que se transforman en puestos de trabajo estables.

En los diez primeros meses de este año, 480.000 eventuales se han convertido en fijos.

La Comunitat Valenciana lidera la reducción del paro en octubre con 6.875 parados menos

No hay mayor ciego que quien no quiere ver la realidad. Que el mercado de trabajo en nuestro país no está para tirar cohetes es una verdad incontestable.

Pero que desde hace tres años se ha iniciado una recuperación sostenida e intensa del empleo lo es en igual medida.

Hoy hemos conocido nuevos datos de paro registrado en las oficinas públicas de empleo y de afiliación a la Seguridad Social. El número de desempleados ha crecido en casi 45.000 personas, siempre una mala noticia. Pero ya sabemos que nuestro mercado laboral es muy estacional y octubre es tradicionalmente un mal mes para el trabajo.La letra pequeña de los datos

No obstante, hay tendencias que mitigan una valoración negativa sin más de ese dato. En términos desestacionalizados el número de desocupados ha seguido reduciéndose en casi 50.000 personas (48.000), la caída más intensa en un mes de octubre de la serie histórica.

Además, se trata de un aumento del paro menor del habitual en ese mes, en el que En los últimos 10 años creció, de media, en casi 93.000 personas.

Pero lo que es más importante, se sigue creando empleo a un importante ritmo. El mes pasado la Seguridad Social ha sumado 101.335 afiliados, aproximándose ya el número total a los 18 millones. Exactamente hay ahora 17.813.356 cotizantes.A pesar de la desconfianza empresarial

La creación de empleo parece estable hasta el momento, y ello a pesar de la desconfianza empresarial por la incertidumbre política que hemos vivido en el último año y tal vez sigamos viviendo.

El mercado laboral ha incorporado cerca de 600.0000 afiliados en el último año (591.889), el incremento más alto desde 2005, que además fue un año estadísticamente condicionado por la regularización masiva de inmigrantes.

También crece descontando la estacionalidad, en 107.000 trabajadores en octubre, el mejor dato también desde 2005, más de una década.

D esta forma, aumenta de nuevo, de manera casi impensable, la velocidad de crucero que está marcando desde hace tiempo la generación de nuevos puestos de trabajo. Crece a un importante +3,44% en términos interanuales.

La verdad es que era difícil de imaginar ese nuevo repunte, por positivo, teniendo en cuenta la paralización de muchas decisiones empresariales de inversión por la incertidumbre política.Crece el empleo indefinido

En octubre se han registrado 166.830 contratos de carácter indefinido, lo que supone un aumento del 10% respecto al mismo mes del año anterior. El crecimiento de los contratos estables es del +15% en los diez primeros meses del año respecto al mismo periodo de 2015. Y el incremento interanual de los contratos fijos ha sido en octubre del +6%.

Lógicamente, los contratos temporales siempre son abrumadoramente mayoritarios si se comparan los números en bruto, porque los indefinidos sólo se formalizan una vez mientras que los eventuales se repiten en muchos casos.

Pero la tasa de temporalidad de la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada hace una semana, refleja que en nuestro país sigue habiendo aproximadamente unas tres cuartas partes de los ocupados con puesto fijo y una cuarta parte con trabajo eventual.La tendencia

Lo importante es comprobar si ese mayoritario empleo temporal se acaba convirtiendo en indefinido con el paso del tiempo o no. Y en este sentido me parece especialmente importante el dato destacado hoy por el grupo de recursos humanos y empleo Randstad, que señala que uno de cada tres nuevos contratos indefinidos han sido antes contratos temporales y han terminado transformándose en puestos de trabajo estables.

Lo que supone casi medio millón (480.000) en los diez meses transcurridos en 2016. Es decir, de cada tres nuevos empleos indefinidos dos se firman de esa forma directamente y uno procede de un contrato temporal convertido en estable.

Sin duda, me parece una gran noticia para confiar en que poco a poco el mercado laboral de nuestro país recupere el vigor de los tiempos precrisis. Se han creado desde el peor momento para el desempleo casi 1,7 millones de puestos de trabajo, en tres años y medio.

Y si nos creemos las estadísticas, que algunos ponen en duda cuando no cuadran con su discurso maniqueo, se está generando también empleo indefinido.

Ya no se puede negar la recuperación del mercado laboral, aunque queda mucho para volver a la ocupación y salarios de las ofertas de empleo de los tiempos de la burbuja.

Y creo que tampoco se sostiene ya el discurso demagógico sobre la creación únicamente de empleo precario.

Ahora en portada

Comentarios