Sábado, 21.10.2017 - 03:51 h

Los cacereños reciclaron el año pasado 24.000 toneladas de envases de plástico y papel

Los cacereños reciclaron el año pasado 24.000 toneladas de envases de plástico y papel
Los cacereños reciclaron el año pasado 24.000 toneladas de envases de plástico y papel

Además, solo el 22 por ciento de estos residuos son "impropios", es decir, que están depositados de forma errónea en los respectivos contenedores, por lo que el 88% "son residuos de buena calidad" y se arrojan en el lugar adecuado.

Así, en la capital cacereña se reciclan 11,7 kilos de envases por habitante y año (contenedor amarillo), mientras que de papel y cartón (contenedor azul) esa cantidad se eleva hasta los 16 kilos por habitante y año. Unos números similares a la media nacional pero de los más altos de la región en comparación con otras localidades extremeñas.

Son cifras que ha dado a conocer este miércoles la coordinadora de Ecoembes en la capital cacereña, Clara Fernández, en la presentación de un convenio con el ayuntamiento y la empresa concesionaria del servicio de recogida de basura, Conyser, por el que se instalarán en la ciudad un total de 25 nuevos contenedores (20 para envases y 5 para papel y cartón) en diferentes barrios de la ciudad para reforzar otra campaña que está dirigida exclusivamente a los hosteleros con el objetivo de aumentar los datos de reciclado.

Así, los restaurantes y bares que lo deseen pueden solicitar, de forma totalmente gratuita, unos cubos de grandes dimensiones y de diferentes colores para facilitar la selección de residuos en los propios establecimientos que, después, podrán verter en los nuevos contenedores que contarán con una boca especial lateral para arrojar los residuos de los cubos.

Se trata de una iniciativa que busca concienciar a la población de la importancia que tiene para el medio ambiente el reciclaje de los residuos pero, también, trata de facilitar la labor a los establecimientos hosteleros para que ya en el propio restaurante puedan separar la basura.

"Este convenio con Ecoembes mejorará el reciclaje en el sector profesional", ha apuntado la alcaldesa, que aclaró que los cubos se repartirán en función de la demanda del sector hostelero y los contenedores amarillos se colocarán en las zonas donde se prevea que puede aumentar el reciclaje de basura, próximo a los restaurantes.

Actualmente en la ciudad hay repartidos por todos los barrios un total de 500 contenedores para envases de plástico y latas, y 316 para papel y cartón que ahora se verán reforzados con 20 más de color amarillo y 5 de color azul.

Además, solo el 22 por ciento de estos residuos son "impropios", es decir, que están depositados de forma errónea en los respectivos contenedores, por lo que el 88% "son residuos de buena calidad" y se arrojan en el lugar adecuado.

Así, en la capital cacereña se reciclan 11,7 kilos de envases por habitante y año (contenedor amarillo), mientras que de papel y cartón (contenedor azul) esa cantidad se eleva hasta los 16 kilos por habitante y año. Unos números similares a la media nacional pero de los más altos de la región en comparación con otras localidades extremeñas.

Son cifras que ha dado a conocer este miércoles la coordinadora de Ecoembes en la capital cacereña, Clara Fernández, en la presentación de un convenio con el ayuntamiento y la empresa concesionaria del servicio de recogida de basura, Conyser, por el que se instalarán en la ciudad un total de 25 nuevos contenedores (20 para envases y 5 para papel y cartón) en diferentes barrios de la ciudad para reforzar otra campaña que está dirigida exclusivamente a los hosteleros con el objetivo de aumentar los datos de reciclado.

Así, los restaurantes y bares que lo deseen pueden solicitar, de forma totalmente gratuita, unos cubos de grandes dimensiones y de diferentes colores para facilitar la selección de residuos en los propios establecimientos que, después, podrán verter en los nuevos contenedores que contarán con una boca especial lateral para arrojar los residuos de los cubos.

Se trata de una iniciativa que busca concienciar a la población de la importancia que tiene para el medio ambiente el reciclaje de los residuos pero, también, trata de facilitar la labor a los establecimientos hosteleros para que ya en el propio restaurante puedan separar la basura.

"Este convenio con Ecoembes mejorará el reciclaje en el sector profesional", ha apuntado la alcaldesa, que aclaró que los cubos se repartirán en función de la demanda del sector hostelero y los contenedores amarillos se colocarán en las zonas donde se prevea que puede aumentar el reciclaje de basura, próximo a los restaurantes.

Actualmente en la ciudad hay repartidos por todos los barrios un total de 500 contenedores para envases de plástico y latas, y 316 para papel y cartón que ahora se verán reforzados con 20 más de color amarillo y 5 de color azul.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios