Miércoles, 22.11.2017 - 00:21 h

El Congreso pide facilitar la reapertura de plantas de purines y extender a 25 años sus ayudas

El Congreso ha aprobado una iniciativa en la que insta al Gobierno a facilitar la reapertura de las plantas de tratamiento de purines --residuos de origen orgánico, fundamentalmente procedentes de los estiércoles de los cerdos-- y extender de nuevo su vida útil regulatoria a los 25 años.

El Congreso pide facilitar la reapertura de plantas de purines y extender a 25 años sus ayudas

La iniciativa ha sido aprobada en la Comisión de Energía, Turismo y Agenda Digital con el respaldo del PSOE, Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Ciudadanos y el PNV, mientras que el PP ha optado por abstenerse.

Los socialistas, que han llevado esta iniciativa al Congreso, alegan que los recortes a la energía renovable aprobados por el Gobierno provocaron que todas estas plantas se fueran a la quiebra y que, a pesar de la restitución de las ayudas tras la sentencia del Tribunal Supremo, el recorte de 25 años a 15 de las mismas provocó que tres plantas tuvieran que detener su actividad.

El texto aprobado por el Congreso pide establecer un marco adecuado para el desarrollo de estas plantas y del sector, pues "disponen de los permisos necesarios, la infraestructura adecuada y una localización estratégica, adoptando las garantías necesarias para preservar la calidad del aire, la salud pública, el respeto a las zonas naturales protegidas y las medidas relativas a la lucha contra el cambio climático".

PLAN DE TRATAMIENTO DE EXCEDENTES EN 6 MESES

Asimismo, el Congreso insta también al Congreso a elaborar en seis meses un Plan nacional de Tratamiento de Excedente de Purines y de Reducción de su Impacto Ambiental, en coordinación con las comunidades autónomas, la Federación Española de Municipios y Provincias, y con los departamentos ministeriales implicados.

Este plan deberá de prever el desarrollo de sistemas alternativos e incluir medidas que incentiven la biodigestión y el tratamiento sostenible de purines a nivel explotación.

Además, también pide diseñar un plan que permita al sector autofinanciar todos los procesos de tratamiento de los purines, mediante un sistema integrado de gestión en el que se aplique el principio de responsabilidad del productor a través de la gente que tiene el control económico efectivo del proceso productivo.

Por último, reclama impulsar, en colaboración con las administraciones autonómicas, el establecimiento de Planes de Ordenación que garanticen un equilibrio entre la cabaña los sistemas de tratamiento más racionales y la disponibilidad de tierras para aplicar los purines a distancias que resulten rentables y sostenibles.

Ahora en portada

Comentarios