Jueves, 21.06.2018 - 22:16 h

MADRID. DENUNCIAN ANTE LA FISCALÍA A DOS EMPRESAS POR SACRIFICAR ANIMALES SANOS CON SUFRIMIENTO

La Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal de la Comunidad de Madrid (Fapam) ha presentado ante la Fiscalía de Medio Ambiente una denuncia contra las empresas Maikan Canino y Vetmóvil por “maltrato animal continuado, falsificación de documento e intrusismo profesional”, ya que, según la denuncia, personas no cualificadas sacrificaban animales sanos que morían con sufrimiento.
La Fapam señaló este lunes en un comunicado que ambas empresas se dedican a recoger animales abandonados, lo que Vetmóvil amplía con el sacrificio de mascotas y la prestación de servicios veterinarios, y que ha llevado este caso a la Fiscalía de Medio Ambiente después de un proceso que comenzó con las declaraciones de un extrabajador de Maikan Canino en un programa de televisión.
A raíz de esas declaraciones, la Fapam recibió fotografías de perros con delgadez extrema y denunció la situación ante el Ayuntamiento de Talamanca de Jarama (noroeste de la Comunidad de Madrid), que pidió ayuda al Gobierno regional y al Seprona.
La federación insistió en verificar el movimiento de animales porque las cifras presentadas al Ayuntamiento reflejaban un 29% de muertes por enfermedad, que la Fapam considera “demasiado elevada”, mientras no había datos de sacrificios de animales sanos.
Un informe del Seprona indicó que el estado de nutrición de los animales era adecuado, aunque no había libro de registro de entradas y salidas, zona de cuarentena para las mascotas recién recogidas y para evitar contagios, y fichas sanitarias actualizadas.
TESTIMONIO “ATERRADOR”
La presidenta de la Fapam, Matilde Cubillo, recalcó que, al no quedarse satisfechos con esa inspección, la federación comenzó a investigar y se entrevistó con otro extrabajador de Maikan Canino, que ofreció un testimonio “aterrador”.
“Fue duro ver desplomarse a esta persona recordando el trato que se daba a los animales y cómo cada vez que se llenaba el centro acudían dos chicas, llegando a sacrificar en un mismo día a más de 30 animales sanos, y metían los cadáveres en bolsas de basura hasta llenar la furgoneta. Las cifras que se facilitaban oficialmente a la Administración presuntamente estaban manipuladas”, añadió.
La Fapam averiguó que Vetmóvil se encargaba del sacrificio de los animales y apuntó que una veterinaria que trabajó para esta empresa aseguró que “las personas que acudían a sacrificar no eran veterinarias, sólo auxiliares veterinarias”, de manera que, salvo el servicio nocturno, las eutanasias se hacían “sin la preparación necesaria”.
La federación recabó el testimonio de una persona que solicitó los servicios de Vetmóvil para que fuera practicada la eutanasia a un perro mayor y enfermo, pero la empleada de esta empresa “no sabía la dosis que le tenía que administrar y pinchó al animal, pero éste no terminaba de morir”.
“Este testimonio es esclarecedor sobre el sufrimiento que han podido padecer los animales sacrificados en Maikan y Vetmóvil por personas no cualificadas. Pedimos a la Fiscalía que investigue a fondo este caso porque estos hechos no se pueden permitir. Las empresas privadas que recogen animales abandonados lo hacen única y exclusivamente por dinero y cuanto menos les cueste, mejor. Se han aportado a la Fiscalía los testigos, todos ellos quieren contar lo que han vivido”, concluyó Cubillo.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios