Viernes, 18.10.2019 - 16:47 h

LA ÚNICA RESERVA DE LA BIOSFERA DEL PAÍS VASCO HA MEJORADO LA VIDA DE SUS HABITANTES

La calidad de vida de los habitantes de Busturialdea y de Uribe Kosta ha mejorado después de la declaración de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, lo que hizo la Unesco en 1984, y la aprobación de su Plan Rector de Uso y Gestión en 1993, según una investigación dirigida por la Universidad del País Vasco (UPV).
El estudio, publicado en la revista ‘Science of the Total Environment’, fue realizada por Nekane Castillo y Miren Onaindia, de la Universidad del País Vasco, y Alejandro J. Rescia, de la Universidad Complutense de Madrid, que analizaron la evolución ambiental, socioeconómica y cultural de Urdaibai desde que ésta fuera declarada Reserva de la Biosfera, la única en tierras vascas.
Los investigadores concluyen, tras analizar variables socioeconómicas, culturales y relacionadas con el uso del suelo, que esta declaración no ha tenido efectos negativos en la población porque garantiza la conservación medioambiental y posiblemente haya fomentado el desarrollo socioeconómico y cultural local.
En un principio, las zonas protegidas tenían un único y principal objetivo: proteger la biodiversidad. Sin embargo, en la actualidad también buscan promocionar el bienestar de las personas y existe una gran controversia en torno a la relación entre la conservación de un medio y su desarrollo socioeconómico y cultural.
Desde que Urdaibai fuera declarada Reserva de la Biosfera y se aprobara su Plan Rector de Uso y Gestión se han visto limitadas diversas actividades y diversos tipos de explotación, y todo ello ha suscitado un gran debate entre los habitantes de la zona porque muchos ciudadanos no están de acuerdo con los límites impuestos y, por el contrario, otros piensan que las medidas no son suficientes para garantizar la conservación de la zona.
Con el objetivo de arrojar luz sobre ese debate, Nekane Castillo, investigadora del Departamento de Biología Vegetal y Ecología de la UPV, ha investigado la evolución socioeconómica de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai "para saber si la declaración de Reserva de la Biosfera ha reportado ventajas o desventajas a la población".
TRES TIPOS DE VARIABLES
En el estudio se analizó y comparó la evolución de diversas variables de las comarcas de Busturialdea y de Uribe Kosta debido a su proximidad y a sus características similares. Concretamente, los investigadores analizaron tres tipos de variables: relacionadas con el uso del suelo (tierras de cultivo, suelo urbano, plantación de pinos, de eucalipto, bosque autóctono...), socioeconómicas (empleo y desempleo, PIB, población...) y culturales (uso del euskera, nivel de estudios...). Asimismo, han obtenido un índice de sostenibilidad ambiental, en función del consumo de agua, la producción de residuos, etc.
Una vez realizado el análisis estadístico de todas esas variables, los investigadores han concluido que ambas comarcas han seguido una tendencia similar. "Por una parte, se han abandonado las actividades rurales tradicionales y han disminuido las plantaciones de pino que tanto perjudican al medio ambiente, y en su lugar proliferan los suelo urbanos y especies locales", explica Castillo.
Por otra parte, los investigadores han advertido un aumento en el sector terciario, el relacionado con el turismo, así como en el bienestar (renta, producto interior bruto, formación de grado superior y empleo) y en la sostenibilidad.
En cualquier caso, en opinión de Castillo, "en general, aunque la mitad de la superficie de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai son plantaciones de pinos, las condiciones de conservación y de zona rural son mejores en Urdaibai que en la comarca de Uribe Kosta y, sin embargo, las variables socioeconómicas y culturales son similares".
"Eso se traduce en que la declaración de Reserva de la Biosfera no acarrea desventajas a los ciudadanos, garantiza la conservación de la comarca y posiblemente haya promovido el desarrollo socioeconómico y cultural comarcal. Aunque todavía hay que sustituir los pinares por bosque autóctono y por actividades agrícolas, la declaración de zona protegida ha cumplido sus objetivos en lo que respecta a la sostenibilidad, y podemos decir que aumenta la calidad de vida de los habitantes de la comarca", concluye Castillo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios