Miércoles, 13.12.2017 - 21:52 h

La sobrepesca, el tráfico marítimo, el ruido submarino y la contaminación amenaza a 16 especies de cetáceos

La pesca, el tráfico marítimo, el ruido submarino, los delfinarios, la contaminación o las basuras marinas, entre otras causas de origen antrópico amenazan a 16 especies de cetáceos que residen o pasan por aguas españolas, según un informe que publica este miércoles Ecologistas en Acción.

La sobrepesca, el tráfico marítimo, el ruido submarino y la contaminación amenaza a 16 especies de cetáceos

El informe 'Cetáceos: los mamíferos más salaos' advierte de que estos son algunos de los impactos que sufren estos animales, señala la variedad de actividades antropogénicas que pueden suponer un riesgo para la supervivencia de estas especies y analiza los mayores impactos para cada especie en cada zona.

Por ello, la ONG exige "medidas" a las administraciones públicas para proteger las poblaciones de cetáceos que "cada año están más amenazadas".

Entre las "principales interacciones negativas" el estudio señala la que se produce entre pesca y cetáceos. Por ejemplo, la presencia de ballenas, delfines y otras especies de mamíferos entorpece las tareas de pesca, ya que estos se comen el pescado y pueden romper las redes al hacerlo.

Mientras, para los cetáceos, la pesca, que supone un alimento de fácil acceso, puede llevar a desestructurar las poblaciones, ya que la jerarquía dentro del grupo se establece durante la caza.

"Los dispositivos de hostigamiento acústico son un ejemplo. Estos dispositivos funcionan emitiendo una señal acústica que ahuyenta a las poblaciones de cetáceos impidiendo que se acerquen y rompan el arte para alimentarse", explica la portavoz de Ecologistas en Acción, Ana Aldarias.

Otros de los impactos a los que se refiere el informe son los derivados del tráfico marítimo, el turismo de avistamiento, las prospecciones marinas, la investigación, la contaminación, el cambio climático y las basuras marinas.

Además, critica la existencia de una docena de delfinarios que existen en España en los que 113 cetáceos viven en cautividad. "No podemos permitir la cría en cautividad de estos animales cuyos supuestos beneficios para la conservación, investigación y educación chocan frontalmente con las mínimas consideraciones éticas", considera.

Entre las medidas que reclama para evitar o limitar estos impactos negativos, la ONG aboga por incrementar la investigación en este campo, incorporar el principio de precaución a la hora de introducir nuevas actividades en el medio marino o frenar las prospecciones en el mar.

Finalmente, la ONG señala que con motivo de la campaña 'Cetáceos: los mamíferos más salaos', este jueves se abordarán las distintas interacciones reflejadas en el informe en un encuentro que se celebrará en el Museo de Ciencias Naturales de Valencia.

Ahora en portada

Comentarios