Por la pandemia

A la caza del Covid-19: las farmacéuticas españolas se revalúan en 4.500 millones

Las seis grandes farmacéuticas cotizadas en el mercado español se disparan en bolsa un 26% en 2020 por su exposición a la creación o fabricación de los futuros tratamientos y vacunas contra el virus.

La vacuna anticrisis se fabrica en la banca.
La vacuna contra la Covid-19 moverá miles de millones en todo el mundo.
Pixabay

¿Es la industria quien debe tender puentes y adaptarse a la investigación? ¿O es la ciencia quién debe aterrizar sus proyectos para llevarlos a la realidad? Mientras ese debate entre la teoría y la práctica se resuelve, las farmacéuticas españolas ya cotizan su exposición al millonario negocio de la lucha contra la Covid-19 en forma de terapias o vacunas. 

La revalorización en 2020 de las seis grandes empresas cotizadas del sector en la bolsa española (Grifols, Almirall, PharmaMar, Rovi, Faes y Reig Jofre) supera los 4.500 millones de euros. Su valor en bolsa conjunto ha pasado de 16.700 millones al cierre de 2019 a más de 22.000 millones a fecha actual, más que empresas como Telefónica, BBVA o Cellnex.

La pandemia de la Covid-19 lo ha cambiado todo. La industria farmacéutica española estaba poco acostumbrada a ocupar titulares, pero ahora ocupa la primera línea ante unos inversores ávidos de encontrar la próxima terapia o vacuna con potencial para venderse en todo el planeta o participar en un negocio de decenas de miles de millones. 

Laboratorios Rovi, que se disparó el jueves un 7% en bolsa, se ha convertido en la última protagonista en el escenario del coronavirus. La farma de la familia López Belmonte ha llegado a un acuerdo con la estadounidense Moderna para la fabricación de parte de su vacuna candidata contra el coronavirus, en el caso de que se apruebe, aunque no se han revelado los términos económicos de la esta alianza entre ambos grupos.

Solo con arrimarse al coronavirus, las farmacéuticas españolas han logrado en distinto grado una dosis de expectativas positivas entre los inversores sin precedentes. PharmaMar, que triplica su valoración en bolsa desde enero, fue una de las primeras en anunciar que su fármaco Aplidin contra el cáncer tiene potenciales usos para frenar la Covid-19. Además comenzó a fabricar test de detección para el virus que está vendiendo desde marzo. No obstante, la familia Fernández Sousa ha recibido desde otro frente su mayor alegría del año tras la aprobación en EEUU de su anticancerígeno contra el cáncer.

En el caso de Grifols, la multinacional catalana de los hemoderivados, su presencia en el sector del Covid-19 ha sido testimonial, centrada en investigaciones sobre el uso de plasma hiperinmune y los test de detección. Pese a todo, las acciones de la empresa de la familia Grifols se han revalorizado un 18% en 2020 (+2.000 millones) y su valoración en bolsa le sitúan con 13.400 millones como una de las principales empresas del Ibex 35.

Las dos farmacéuticas más pequeñas del mercado español han pasado casi de largo por la actual pandemia. Faes Farma, que se dispara un 36% en bolsa este año, no tiene tratamientos, vacunas o acuerdos en marcha con la Covid-19, mientras que Reig Jofre, que apenas capitaliza 300 millones de euros, anunció en mayo que estaba probando un complemento alimenticio como terapia contra el coronavirus y en junio desveló que es una de las empresas con capacidad de fabricación de vacunas junto a Rovi.

La certidumbre entre los inversores sobre un incremento del gasto farmacéutico por la actual pandemia y un mercado potencial multimillonario ha sacudido las bolsas en los últimos meses. En el Nasdaq, donde cotizan la mayoría de biotecnológicas a nivel mundial, el valor en bolsa del sector ligado a la farmacia se ha disparado más de un 30% en 2020 y supera los 1,3 billones de dólares, el equivalente a toda la Bolsa española.

La gran incógnita para estas compañías no es si tendrán exposición al nuevo mercado de fármacos o vacunas contra la Covid-19 sino cuando. La agencia S&P Global Ratings reconoce un alto grado de incertidumbre sobre la evolución de la pandemia de coronavirus. “El consenso entre los expertos en salud es que la pandemia ahora puede estar en su punto máximo en algunas regiones, o cerca de ella, pero seguirá siendo una amenaza hasta que una vacuna o tratamiento efectivo esté ampliamente disponible, lo que puede no ocurrir hasta la segunda mitad de 2021”, apuntan.

Mostrar comentarios