Movimientos en el accionariado

Abu Dhabi y Singapur se refuerzan en Cellnex tras la ruptura con los Benetton

ADIA (fondo soberano de Abu Dhabi) ostenta un 6,97% del grupo catalán, mientras que GIC, el fondo soberano singapurense aflora un 7,03% a través de Prima Holdings y de otras participaciones minoritarias

Tobías Martínez, Cellnex
Abu Dhabi y Singapur se refuerzan en Cellnex. En la imagen, Tobías Martínez, CEO.
EFE

Los fondos soberanos de Abu Dhabi ( Abu Dhabi Investment Authority, ADIA) y Singapur (GIC) se refuerzan en Cellnex tras la ruptura el pasado mes de mayo de Connect Spa, la sociedad que mantenían con la familia Benetton y que con un 29,9% del capital era el principal accionista de la firma catalana. En concreto, ADIA ha elevado su presencia en el grupo de infraestructuras de telecomunicaciones inalámbricas hasta el 6,97%, desde el 6,73% que le correspondió al escindirse el pacto que mantenía con italianos y singapurenses. Y, a la vez, estos últimos afloran un 7,03% en el capital de la empresa que dirige Tobías Martínez.

Ese porcentaje lo controlan vía Prima Holdings (la sociedad que posee el 6,73% que les correspondía tras la ruptura de Connect Spa) y a través también de otra participación minoritaria del 0,3%. El primer accionista de Cellnex sigue siendo la familia Benetton que ostenta un 16,45% de la firma del Ibex a través de Sintonia, el subholding que dentro de su vehículo inversor, Edizione, se ocupa principalmente de infraestructuras y servicios de movilidad y comunicación.

La pasada semana el máximo órgano de gobierno de Cellnex aprobó la dimisión de Elisabetta de Bernardi di Valserra, consejera de los Benetton, para dar cabida a un nuevo miembro nombrado por el fondo soberano de Singapur. De este modo, los italianos reducían un tercio su presencia en el consejo, pasando de tres a dos miembros. Actualmente, tras Edizione, GIC y ADIA se mantienen como nombres de referencia en el accionariado Criteria Caixa (5%), Blackrock (4,9%), Wellington Management (4,2%) y Capital Group, que ha elevado este mismo año su participación ligeramente hasta el 3,022%.

Hasta ahora, la fortaleza de los tres principales accionistas había dotado a la antigua Abertis Telecom del músculo financiero necesario para poder proseguir con su expansión por toda Europa. De hecho, Connect Spa permitió que la compañía sacase adelante dos ampliaciones de capital por valor de 5.000 millones de euros que el sirvieron además para reforzar su balance.

La empresa de torres de telecomunicaciones se ha mostrado además resistente a la crisis generada por el coronavirus y es, de hecho, la acción que más sube entre las treinta y cinco que conforman el índice selectivo español, con un 'rally' del 35,9% que eleva su valor en bolsa hasta los 20.099 millones de euros, lo que le permite convertirse en la octava compañía por capitalización tras Inditex, Iberdrola, Santander, Telefónica, Endesa, Amadeus y BBVA. 

Fuerte apetito de los inversores por su deuda

Esta misma semana, Cellnex ha sido capaz de colocar 915 millones en bonos a través de una emisión estructurada en dos tramos. Uno de 165 millones a cinco años (vence en 2025) y otro de 750 millones a nueve años, en lo que supone el plazo más largo obtenido hasta ahora por la compañía en todas sus emisiones de deuda. La firma pudo ampliar el importe de la colocación desde los 600 millones previstos inicialmente debido a la fuerte demanda de los inversores, que llegó incluso a los 4.000 millones de euros en el caso del tramo con vencimiento a nueve años. 

En opinión de los analistas de Bankinter, esta emisión, unida a la de 450 millones de euros que el segundo mayor operador de infraestructuras de telecomunicaciones del mundo llevó ya a cabo en enero, así como a la caja de la que dispone, permitirá a Cellnex amortizar el préstamo puente de 1.500 millones de libras (1.700 millones de euros) para la compra de la división de telecomunicaciones de la británica Arquiva. El cierre de la operación está previsto para la segunda mitad de este año.

Mostrar comentarios