Mayor subida en bolsa desde 2016

Repsol 'busca' petróleo en sus acciones y recompra el 13,7% de su capital en 3 años

La petrolera española destinará alrededor de 3.000 millones de euros entre 2018 y 2020 a comprar acciones propias en bolsa.

Josu Jon Imaz
Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol / L.I.

Hace dos semanas, el ‘hedge fund’ ExodusPoint de Michael Gelband se asomó a Repsol con un ‘corto’ (posición bajista) de 130 millones de euros. Las alarmas saltaron, pero no en la petrolera sino en el fondo de inversión, que se espantó al día siguiente y liquidó su posición en un ‘moonwalk’ de libro, según el registro de la CNMV. Debió barruntar lo que iba a suceder esta semana ante los resultados semestrales después de que la petrolera llegase a acumular una visible caída desde junio.

Este martes, en vísperas de la presentación de cuentas, el consejo de administración de Repsol adoptó una medida sorpresa que ha eclipsado la evolución de su propio negocio. La petrolera propondrá la recompra y amortización del 5% de sus acciones en la próxima Junta General de Accionistas ordinaria (2020), lo que le supondrá un desembolso extraordinario estimado en unos 1.000 millones de euros.

Tenemos un margen suficiente para poder hacerlo. Este un solo disparo, pero si el año que viene tenemos la misma situación, déjeme decir que volveremos a proponerlo", dijo en la ‘conference call’ con los analistas el consejero delegado, Josu Jon Imaz. La presentación fue, de hecho, casi monotemática en torno a la retribución al accionista. “Será la primera recompra real, neta, no ligada al dividendo scrip”.

Esta recompra se une a las realizadas entre 2018 y lo que va de 2019 que totalizan otro 8,7% del capital para neutralizar el efecto del dividendo flexible o scrip, que supone el reparto de los accionistas de títulos de nueva emisión en concepto de dividendo. En conjunto, en el trienio que termina en 2020, Repsol habrá comprado en mercado el 13,7% de sus propias acciones en bolsa por cerca de 3.000 millones de euros. “Somos conscientes de la dilución que han vivido los accionistas en el periodo 2012-2016, pero voy a hacer lo que esté en mi parte para compensarlo”, aseguró el ejecutivo vasco a los analistas e inversores en su presentación.

El ‘scrip dividend’ se ha extendido en la última década como fórmula de retribución, pero ha terminado despertando el recelo de los propios inversores y de los reguladores. La CNMV ya dejó claro en un estudio que, en realidad, no es un dividendo y beneficia más a las propias empresas que los reparten (no suponen salida de caja) que al accionista. Por eso empresas como Repsol lo vienen acompañando de recompras y amortización de acciones para neutralizar sus efectos dilutivos.

Plan de incentivos: 201 empleados

La obsesión de Repsol por su propia acción viene de lejos, de la crisis de 2015 y 2016, cuando la petrolera sufrió el crash del petróleo y su cotización se fue a mínimos de 1997 por debajo de 7 euros si se ajusta el pago de dividendos. Ayer, tras una subida del 6%, hasta 14,3 euros, un 100% más que hace tres años y medio. Además, la acción supone una buena parte de la retribución variable de los directivos de Repsol, entre ellos, el propio Imaz o el presidente, Antonio Brufau.

Según consta en la información semestral de Repsol, un total de 201 empleados y directivos se han acogido al noveno ciclo del Plan 2019-2022, adquiriendo el 3 de junio de 2019 un total de 222.964 acciones, a un precio medio de 14,4101 euros por acción. El importe superó los 3,2 millones de euros. Fue hace apenas un mes y medio, pero la cotización de Repsol comenzó a venirse abajo  y ha llegado a perder un 8% en bolsa desde la operación de acciones para empleados. El anuncio del plan de recompra de acciones para 2020 frenó en seco y dado la vuelta a la tortilla tras la subida del 6%, su mejor día en bolsa desde 2016.

Adicionalmente, las acciones entregadas a los Consejeros Ejecutivos de Respol como pago parcial del Programa ILP 2015-2018, que ascienden a 23.544 títulos (unos 340.000 euros) Por tanto, el número total de acciones al amparo de este Plan es de 246.508 acciones. En este noveno ciclo, los actuales miembros del Comité Ejecutivo, así como el resto de Consejeros Ejecutivos participan en el Plan con un total de 112.236 acciones. Son miembros del comité el propio Imaz, Luis Cabra, Begoña Elices, Tomás García, Antonio Lorenzo, Victoria Zigonia, Juan Carrillo, Arturo Gonzalo y Miguel Klingenberg.

Repsol también señala que, con fecha 30 de junio de 2019, otros 114 empleados de la petrolera han sido agraciados con otras 39.490 acciones, valoradas en unos 568.000 euros. En el primer semestre del ejercicio 2019, Repsol compró 315.050 acciones propias por importe de 4,64 millones de euros, que fueron entregadas a los empleados, aunque menos del 1% de su plantilla global de 24.500 trabajadores.

Venezuela y Libia

Repsol presentó sus resultados del primer semestre de 2019 con una sustancial caída de beneficios (-26,7%, hasta 1.133 millones de euros) debido a la ausencia de extraordinarios (en 2018 vendió Naturgy). También afectó a su rentabilidad la caída de su margen de refino por la suspensión de la producción en Libia. El país norteafricano ha sido una de sus principales fuentes de aprovisionamiento de crudo ligero -más fácil de refinar- y el aumento de crudo pesado -más costoso-, en especial, procedente de Venezuela.

Su exposición al país se situó en 393 millones hasta junio, 43 millones menos que el trimestre anterior tras registrar el impacto de la depreciación de la divisa y la hiperinflación que vive el paísLa presencia de Venezuela en el balance de Repsol se ha ido desmoronando  desde 2016 (2.273 millones de euros), 2017 (1.480 millones) y 2018 (456 millones), según los datos recabados por 'La Información'.

En este sentido, pese a la nueva ronda de sanciones impuestas por EEUU al país, la multinacional española señala que “ha adoptado las medidas necesarias para continuar su actividad en Venezuela, incluyendo la recepción periódica de crudo en pago de deudas”. El colapso de estos dos mercados de largo arraigo para Repsol ha tenido sustitución en otras partes del globo. Imaz destacó en su presentación los progresos que está realizando en áreas como Indonesia, México o Brasil, entre otros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING