El activista Loeb 'calienta' Sony en bolsa mientras busca repetir su éxito en Yahoo

  • El fundador del 'hedge fund' Third Point irrumpe (de nuevo) en el capital de la tecnológica nipona y busca escindir parte de sus negocios. 
Evolución de Sony en bolsa
Evolución de Sony en bolsa

Tiempo de cambios en el conglomerado japonés Sony, o espera Daniel Seth Loeb, fundador y director del 'hedge fund' Third Point y uno de los grandes activistas. El conocido inversor ha decidido irrumpir en la compañía tecnológica nipona al constituir un vehículo de inversión que invertirá entre 500 y 1.000 millones de dólares más en títulos de la compañía. 

La noticia ha provocado todo un 'calentón' bursátil de Sony. La tecnológica japonesa se han disparado un 9,26% en el parqué de Tokio mientras que en Wall Street, plaza en la que también cotiza, el avance fue muy similar al subir un 8,2%. ¿El motivo? El mercado descuenta que la irrupción de Daniel Loeb traerá cambios debido al carácter activista del famoso gestor. El experto exige cambios en la junta directiva que propician una revolución en las cotizadas al demandar, a su juicio, una mejora de la gestión. 

La entrada de Daniel Loeb en Sony no es nueva ya que anteriormente también estuvo presente en el capital, aunque no logró los cambios previstos. No obstante, Reuters señala que la escisión de activos podría ser algo que sí tuviera éxito en esta ocasión y hacen mención a que el negocio cinematográfico de Sony podría suscitar el interés de empresas como Amazon y Netflix. De hecho, y hace años, el gestor ya destacaba que el área de entretenimiento era algo que estaba muy "mal administrado" por su cúpula directiva. 

La compañía japonesa cuenta con multitud de sectores de actividad, algo poco recomendable a juicio de Loeb, que aboga por la especialización en unos pocos y por vender los restantes. Por ejemplo, la división móvil de Sony registraba pérdidas en el último trimestre de 2018 mientras que el área de videojuegos, con la famosa PlayStation, marcha viento en popa. Además, también cuenta con la rama de semiconductores (sensores para cámaras) y electrónica para consumo, entre los que estarían sus televisiones y dispositivos de sonido. 

La oposición de los directivos de la compañía nipona, plasmada en una carta en la que señalaban que seguirían siendo propietarios del 100% del negocio de entretenimiento de la compañía ya que era fundamental para el éxito de Sony, provocaba la huida de Daniel Seth Loeb. Por tanto, la compañía decidía hacer frente a compañías mucho más innovadores que, a la larga, le han comido gran parte de su pastel al tener un mayor tamaño. 

Daniel Seth Loeb es un reputado gestor de Wall Street. Gracias a su fondo Third Point logró animar la cotización de Yahoo, que no pasaba por su mejor momento (al igual que Sony), tras convertirse en el tercer mayor accionista de la compañía. Allí puso sobre la mesa sus exigencias y logró el apoyo de otros inversores para cambios dentro de la junta directiva de la tecnológica estadounidense hasta que accedió Marissa Mayer como directora. En el camino hasta sus exigencias hubo los ceses de Carol Bartz y Scott Thompson, que dimitía tras una investigación realizada por el gestor y que culminaba con el descubrimiento de que no había sido licenciado en informática, tal y como el decía. 

De hecho, la operación concluyó con éxito para Third Point ya que el buscador de Yahoo era comprado por Verizon por 4.800 millones de dólares con el objetivo de reforzar su estrategia y expandir su línea de negocio centrada en medios digitales y publicidad. Por su parte, el resto del holding se 'rebautizó' como Altaba, que entraba en liquidación hace semanas para lo que debía por su gran participación en Alibaba. 

Otro ejemplo de activismo de Daniel Loeb se ha vivido en Nestlé. La firma suiza de alimentación, propietaria de marcas como Nescafé o KitKat, ha tenido la oposición del famoso gestor, que se cuestionaba como la fabricante de alimentos tenía una participación del 23% en L'Oreal. Por tanto, reclamaba la venta de este paquete accionarial y de otros, a la vez que demandaba una 'hoja de ruta' mucho más ambiciosa. Dicho y hecho ya que la multinacional comunicaba que destinará 20.800 millones de dólares a recomprar acciones. 

Mostrar comentarios