Aumenta en 30 puntos con respecto a 2017 

Aena seduce al accionista con un mayor dividendo: repartirá el 80% del beneficio

El nuevo Plan Estratégico 2018-2021 que prevé presentar el próximo 7 de junio a analistas e inversores contempla hasta diez líneas de acción.

García-Legaz mantiene la subasta digital en Aena hasta en contratos críticos
Aena seduce al accionista con dividendos y destinará hasta el 80% de su beneficio. / L.I. 

El consejo de administración de Aena ha aprobado este martes su política de retribución al accionista para los próximos años, en el marco de su nuevo Plan Estratégico 2018-2021, consistente en la distribución de un dividendo por importe equivalente al 80% del beneficio neto, excluyendo partidas extraordinarias.

Esta retribución será aplicable a los ejercicios 2018, 2019 y 2020, aunque podría modificarse si concurrieran "circunstancias excepcionales", según ha comunicado el gestor de la red de aeropuertos españoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El pasado 19 de abril, Aena abonó un dividendo de 6,5 euros brutos por acción con cargo a 2017, retribución a la que destinó 975 millones de euros, lo que supone un incremento de casi el 70% frente al abonado el pasado año y el 80% del beneficio neto, frente al 'pay out' del 50% del beneficio establecido inicialmente.

La compañía que preside Jaime García-Legaz fijó su política de dividendos en el 50% del beneficio neto pero con el dividendo aprobado para su ejercicio 2017, casi triplicó la retribución de su primer año en Bolsa. El nuevo Plan Estratégico 2018-2021, que Aena prevé presentar el próximo 7 de junio a analistas e inversores, contempla 10 líneas de acción.

Entre ellas figuran la expansión internacional "a medio y largo plazo" a través de una "estructura societaria" con participación de socios privados, así como potenciar alianzas estables con socios de referencia y crecer en nuevos mercados, además del desarrollo inmobiliario de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat. Asimismo, contempla un aumento de los recursos humanos en los dos primeros años del plan, 2018 y 2019, para cubrir los perfiles necesarios y afrontar los nuevos retos y el incremento de actividad.

En los años siguientes también existe la posibilidad de incorporar nuevos efectivos, aunque sujeta a un análisis posterior. Las sociedades que se creen para el desarrollo de la actividad inmobiliaria y el desarrollo internacional podrán dotarse de sus propios recursos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios