'Profit warning' de Air France

Caídas de las aerolíneas... IATA estima en 27.800 millones el golpe del coronavirus

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) hace una primera aproximación a los efectos del Covid-19 y estima contracción para todo 2020.

Air France
Air France

El sector de las aerolíneas está siendo uno de los más castigados en bolsa por el impacto del coronavirus, que ha llevado a la mayoría de las compañías a cancelar de momento todos sus vuelos a China para evitar la expansión de la enfermedad. Las empresas empiezan a hacer cálculos de lo que este parón va a suponer en sus cuentas anuales y las perspectivas son poco halagüeñas. Tanto es así que hoy es uno de los sectores más castigados dentro de la renta variable europea.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha anunciado este jueves su evaluación inicial del impacto del brote de Nuevo Coronavirus 2019 (COVID-19) muestra una pérdida potencial de 13% en todo el año de la demanda de pasajeros para los transportistas en la región de Asia y el Pacífico. En este escenario, según la IATA, eso se traduciría en una pérdida de ingresos de 27.800 millones de dólares en 2020 para los operadores en la región de Asia y el Pacífico. "En diciembre, IATA pronosticó un crecimiento global del 4,1%, por lo que esta pérdida más que eliminaría el crecimiento esperado este año, resultando en una contracción global de 0,6% en la demanda de pasajeros para 2020", pronostica la patronal de las aerolíneas.

Profit warning de Air France

La franco-holandesa Air France-KLM se suma a la lista de 'profit warning' con origen en la crisis sanitaria y ya ha anunciado que la epidemia tendrá un impacto de entre 150 y 200 millones de euros en su resultado de explotación (ingresos por ventas menos los gastos de operar). Eso, como mínimo y siempre y cuando pueda reanudar de forma paulatina sus operaciones en el país a partir del próximo mes de abril. Sus acciones se desplomaron un 3,5% en la Bolsa de París.

El anuncio hecho por Air-France ha sentado como un jarro de agua fría al sector en bolsa, aunque la que está pagando los platos rotos es la propia compañía, que perdía un 5,5% esta mañana, aunque cerró con un -3,5%. Lufthansa se dejó un 2,5% y un 2,1% los títulos de IAG, matriz de Iberia y British Airways. Ryanair, la mayor de todas ellas por viajeros transportados, terminó la jornada con una caída del 1%.

Para elaborar el cálculo, la cuarta aerolínea europea por número de pasajeros, ha tenido en cuenta la pérdida de ingresos que le va a acarrear la suspensión de los vuelos de pasajeros y carga al gigante asiático, pero también los efectos sobre los vuelos con escalas y el frenazo de la actividad en el resto de Asia. La exposición del grupo a China es la más elevada de todo el sector europeo, puesto que el 21 por ciento de su oferta se concentra en la región asiática

El director financiero del grupo, Frederic Gagey, ha dejado claro en todo caso que la hipótesis con la que trabajan es la de poner en marcha de forma progresiva los vuelos a la zona a partir del 15 de marzo "es la hipótesis que estamos utilizando actualmente". Sin embargo, ha incidido en que según evolucione la epidemia podrían verse obligados a modificar esos plazos y retrasar la vuelta a la normalidad.

La firma ha hecho públicas estas estimaciones durante la presentación de sus resultados anuales, que arrojan un retroceso de casi el 19% en su resultado de explotación hasta los 1.141 millones de euros debido a la fuerte competencia en el sector, sobre todo en el transporte de carga. También a causa del encarecimiento en un 10% de la factura de combustible (5.511 millones de euros).

Volatilidad por el coronavirus

Desde que el COVID-19 adquirió la consideración de emergencia global, a mediados de enero, los títulos de Air-France se hunden en la Bolsa de París un 5% al entorno de 9,4 euros. Con todo, han conseguido remontar un 12% desde los mínimos de medio año que marcaron el día 31 de ese mismo mes en 8,39 euros. Si tomamos como referencia esa fecha del 17 de enero (que es cuando se confirmó el primer caso de la neumonía en Japón), la franco-holandesa es la que ha recibido un mayor castigo en bolsa entre las aerolíneas europeas.

Su retroceso es muy superior al 2% que se deja la hispano-británica IAG, o al punto porcentual que se dejan tanto la germana Lufthansa como la británica Ryanair. Sin embargo, no todos los efectos del coronavirus han sido negativos para el sector, puesto que la reducción drástica del consumo de combustibles por parte de China, primer demandante de crudo a nivel global, ha rebajado el precio del petróleo, reduciendo los costes operativos de las líneas aéreas. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING