Primera reunión de 2020

Bank of America alerta sobre una posible 'sorpresa agresiva' del BCE con los tipos

Los economistas del banco de inversión consideran que los brotes verdes en la inflación y datos macro pueden cambiar el tono de Christine Lagarde

Christine Lagarde arranca su legislatura al frente del BCE.
 Lagarde arrancó en noviembre su legislatura al frente del BCE. / L. I. / BCE

“El tono del Banco Central Europeo (BCE) podría comenzar a cambiar”, advierten los economistas de Bank of America Merrill Lynch (BofAML) en un informe previo a la reunión de política monetaria. “Estamos sorprendidos de que los mercados no hayan respondido a las actas bastante agresivas de la última reunión del BCE. Ya en diciembre, la confianza en las perspectivas estaba mejorando, antes del acuerdo comercial entre EEUU-China y las elecciones en el Reino Unido", aseguran estos expertos, entre ellos, español Rubén Segura-Cayuela.

Christine Lagarde, presidenta del BCE desde el pasado noviembre, ha centrado sus últimos discursos en dos temas centrales: el estudio de los efectos de segunda ronda de los tipos negativos para la economía y los bancos, así como en la necesidad de que las políticas fiscales de los gobiernos de la eurozona respalden los estímulos monetarios. Lagarde ha prometido iniciar en enero una profunda revisión de la estrategia de tipos que le ha legado Mario Draghi tras sus ocho años en el BCE.

Con un tono más agresivo, el mercado entiende el inicio de la estrategia de salida del escenario ultra-laxo de tipos de interés y cómo subirlos. "Dados los brotes verdes en los datos y aún más al alza de la inflación subyacente, el debate sobre el cambio de equilibrio de riesgo hacia la 'neutral' podría comenzar bastante pronto. Combinado con un énfasis creciente en la necesidad de monitorear los "efectos secundarios" de las tasas negativas, el balance de riesgo para esta semana es una sorpresa agresiva", añaden desde BofAML en su comentario.

Entre las consecuencias directas de un cambio en la retórica de Lagarde, estos expertos ven una posible subida del euro frente al dólar en el corto plazo. "En este contexto, vemos más riesgos para una 'sorpresa agresiva' que una 'sorpresa moderada' en el mercado. El Euro/dólar no ha podido continuar en la recuperación de diciembre en lo que va de año, pero la reunión del BCE de esta semana podría ser un desencadenante", concluye el informe del gigante de Wall Street.

En su última reunión, siguiendo el guión previsto, el BCE decidió mantener los tipos de interés oficiales en el 0%, la facilidad marginal de crédito (0,25%) y la facilidad de depósito (o penalización) a la banca por dejar aparcado su dinero en la entidad en -0,50% a la que la situó el pasado mes de septiembre. Las expectativas están ahora en ver cuál es el diagnóstico de la situación económica que hace la entidad. La puesta en marcha de los TLTROs han aliviado las incertidumbres entre los bancos a la hora de planificar su propia liquidez y vuelven a acudir a las subastas.

Una de las reclamaciones crecientes del sector financiero hacia el BCE es la progresiva eliminación de la penalización bancaria, o facilidad de depósito, aunque el banco central ha establecido medidas de alivio como el 'tiering' (escalonamiento) para mitigar su impacto. Un cambio en el tono del discurso de Lagarde puede mejorar las perspectivas para los bancos a la hora de rentabilizar sus actuales carteras de préstamos.

Axa y Natixis no preven cambios

En cambio, Esty Dwek, Jefa de Estrategia Global de Mercados, Natixis IM Solutions, no prevé demasiados cambios sobre lo que ocurra este jueves: “Nuestra expectativa es que el BCE se mantenga sin cambios para 2020. A no ser que algún acontecimiento de gran magnitud tenga lugar, no pensamos que Lagarde tenga que recortar más los tipos. El BCE mantendrá en marcha la Expansión Cuantitativa, dando margen de maniobra fiscal a los Gobiernos y pensamos que Lagarde seguirá presionando a los Gobiernos para incrementen su gasto público".

Por su parte, Apolline Menut, economista de AXA Investment Managers, señala que “se espera ampliamente que el encuentro del BCE no contenga anuncios de calado más allá de la mención al inicio de la revisión estratégica. No creemos que podamos obtener información del contenido de la revisión en sí, pero sí podríamos obtener algunos detalles sobre el proceso. En particular es probable que la presidenta Lagarde tenga que afrontar cuestiones sobre el calendario del proceso y las posibles pautas de comunicación (¿podrán los miembros del Consejo proporcionar detalles sobre el progreso de la revisión? ¿comunicará el BCE todo de una vez o lo hará por partes, dividiendo por ejemplo entre política monetaria y cambio climático? También es probable que surjan preguntas sobre los efectos secundarios de las tasas de interés negativas, y las palabras y el tono de Christine Lagarde serán interesantes".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING