Crisis abierta con Bruselas

Alta tensión en los mercados europeos: Italia presenta las Cuentas de la discordia

Su prima de riesgo ha llegado a marcar un diferencial de casi 200 puntos básicos con la española, un nivel inédito

Italia
Italia / EUROPA PRESS

Italia y su órdago fiscal a la Unión Europea vuelven a estar hoy en el foco de todas las miradas. El Ejecutivo de Giuseppe Conte envía a Bruselas su proyecto de Presupuestos para 2019 al detalle, y la Comisión Europea tendrá que pronunciarse a finales del mes que viene. La tensión volverá a palparse en las bolsas del Viejo Continente, las más castigadas por esta pugna, por las perspectivas de enfriamiento global, por la guerra comercial y por el Brexit.   

Janwillem Acket, Economista Jefe del Julius Baer contempla un escenario de volatilidad a corto plazo para el euro, pero no su erosión. En lo que respecta a la renta fija, sostiene que los mercados de bonos soberanos ya han penalizado las ambiciones fiscales del gobierno transalpino con diferenciales entre su deuda de referencia y el Bund alemán por encima de los 300 puntos básicos. En la última semana, además, el diferencial entre la prima de riesgo española y la italiana ha rozado los 200 puntos básicos, un nivel que no se había visto a lo largo de la crisis. 

Como la mitad de los bonos soberanos italianos vencen en los próximos cinco años, "la perspectiva es sombría" para los expertos del Julius Baer. Teniendo en cuenta que los extranjeros poseen solo un tercio de los bonos soberanos italianos, esta perspectiva conduciría a "una eliminación masiva de la riqueza en manos de los italianos". 

Actualmente Italia tiene el nivel de deuda más elevado de la zona euro, por encima del 130% de su PIB. De la deuda en circulación, las entidades transalpinas que atesoran en su balance más de 200.000 millones en bonos de deuda de su propio país, según los datos del BCE a principios de 2018.

La situación es diferente en el caso de las entidades españolas. De hecho, en las últimas semanas se ha producido un movimiento de salida de los bajistas de las principales entidades del selectivo español, clara muestra de que confían que el órdago lanzado por Italia a la Unión Europea no tenga un impacto significativo en los mercados y de que descuentan que habrá una solución que podría ser amistosa para ambas partes.

Los expertos advierten de que en este momento en que Italia se la juega, los mercados también miran con atención al resto de periféricos y, como no, a España. El castigo vivido el pasado viernes en bolsa por las compañías eléctricas y las constructoras a cuenta del pacto presupuestario entre el Gobierno y Podemos es una buena muestra de ello.

Félix López, analista de Self Bank considera que más allá de que este plan fiscal ataque de manera particular a unas u otras compañías, "es evidente que da mala imagen de cara a los inversores internacionales". A la hora de tomar sus decisiones, muchos de los grandes grupos de inversión no van tanto al detalle sino a la seguridad que les da un país en su conjunto. Así y con la crisis italiana sobre la mesa considera que este tipo de acuerdos presupuestarios "pueden hacer que metan a España en el mismo saco y los inversores empiecen a huir de todo lo que suene a periférico".

Ahora en Portada 

Comentarios