Venderá De Beers

Anglo despliega su 'píldora de diamante' para defenderse de la opa hostil de BHP

La minera abandonará sus negocios menos rentables como parte de su plan de defensa ante el acercamiento hostil de su rival, que ha puesto sobre la mesa una oferta de compra de 40.000 millones de euros.

Un operario de Anglo American en una fundición.
Un operario de Anglo American en una fundición.
Anglo American vía La Información

Anglo American abandonará la minería de diamantes, platino y carbón en una reestructuración masiva diseñada para repeler una oferta de 34.000 millones ($43 mil millones) de la rival BHP Group y convertirse en un gigante del cobre. La estrategia de Anglo ha cambiado de rumbo por el acercamiento hostil de BHP, que ha rechazado ya por dos veces, pero el movimiento también responde a la presión de los accionistas para deshacerse de negocios menos rentables y enfocarse en los activos de cobre que son la envidia de la industria. 

Esto deja una empresa mucho más simple y potencialmente más atractiva para los pretendientes. La reforma radical presentada por el consejero delegado de Anglo, Duncan Wanblad, es crear una empresa muy similar a la que propuso su rival Mike Henry, CEO de BHP. Dado que ambos hombres tienen una visión similar de dónde reside el valor en el vasto imperio de Anglo, los accionistas ahora tendrán que decidir quién creen que puede ofrecerlo mejor. 

Anglo American está poniendo sus esperanzas en que los accionistas apoyen su plan y respalden a la gerencia para ejecutarlo, en lugar de aceptar una oferta de BHP. Los inversores ven al cobre como la joya de la corona debido a su papel en la transición energética y el movimiento de hoy aborda lo que algunos de ellos estaban pidiendo. Los activistas de Elliott Investment Management se encuentran entre los accionistas de Anglo. "Todavía hay un debate sobre si esto realmente ofrece a los accionistas más que la oferta mejorada de BHP", comenta Dawid Heyl, un gestor de cartera con sede en Ciudad del Cabo en Ninety One, uno de los principales accionistas. 

Heyl apuntó que aunque era un plan sólido, crearía un Anglo reducido que "también sería atractivo para otros". Las acciones de Anglo subieron 1,4%, hasta 27,4 libras, por debajo de los 27,53 libras que ofrece BHP, en señal de que los inversores ven una menor probabilidad de una oferta exitosa de BHP. Amplats, como se conoce a su filial del negocio de platino, cayó hasta un 10% en Johannesburgo. Ahora le toca a BHP decidir cómo responder a  Se han rechazado dos ofertas, aunque crucialmente su oferta mejorada no abordó uno de los principales obstáculos: Anglo dijo que la condición de BHP de desprenderse de los activos sudafricanos antes de la adquisición era inviable. Ahora Anglo propone desprenderse de Amplats, lo que podría reforzar el argumento de BHP de que se puede hacer. 

"El resultado de la revisión estratégica de Anglo no habrá cambiado los planes de BHP, pero probablemente estén evaluando activamente dónde están ahora a la luz de esto", apuntó Lachlan Shaw, un analista de UBS Group AG. Anglo ahora se centrará en minas de cobre y mineral de hierro, sus dos principales y más consistentes fuentes de ingresos y los negocios que más atraen a BHP. Quizás controvertidamente, también se mantendrá en su proyecto de fertilizantes Woodsmith en el norte de Inglaterra, del que algunos inversores han presionado para que se retire. Sin embargo, reducirá drásticamente el gasto allí. 

Venta de diamantes De Beers y platino Amplats

Escindirá o venderá su negocio de diamantes De Beers, separará su unidad Anglo American Platinum Ltd. y venderá sus minas de carbón metalúrgico en Australia. La empresa también venderá o cerrará su negocio relativamente pequeño de níquel en Brasil. El movimiento para reducir drásticamente y simplificar su negocio ha estado en marcha durante años en Anglo, que siempre ha sido una mezcolanza de materias primas. Sin embargo, el enfoque de BHP sirvió como catalizador para que la empresa acelerara decisiones en las que había estado sentada durante años. 

Deshacerse de Amplats y De Beers marca un cambio de rumbo respecto a hace menos de una década, cuando el predecesor de Wanblad planeaba convertirlos en los pilares del negocio. Sin embargo, Wanblad concedió hoy que son demasiado volátiles. Cuando van bien, van muy bien, pero cuando van mal, arrastran a toda la empresa, golpeando los rendimientos que los accionistas obtienen de las materias primas que realmente desean, como el cobre. Y el último año fue duro para ambos.

De Beers, a pesar de su estatus como activo emblemático, ha parecido cada vez más fuera de lugar dentro del grupo de Anglo. El mercado de diamantes se ha vuelto cada vez más volátil en los últimos años, oscilando entre el auge y la crisis. Los desafíos planteados por los hábitos cambiantes de los consumidores requieren cada vez más gastos en áreas como la publicidad, un área fuera de la zona de confort de muchos inversores mineros. 

Esto romperá el vínculo casi centenario entre las dos compañías, con Anglo convirtiéndose por primera vez en un accionista importante en 1926. Los fondos soberanos han expresado interés en el pasado por el afamado productor de diamantes. Anglo también buscará salir de Amplats, como se llama su unidad de platino. El negocio está actualmente listado en Sudáfrica, con Anglo como propietario mayoritario. Su negocio de carbón metalúrgico, que se encuentra junto a las minas de BHP, también se venderá y Anglo dijo que ya ha recibido acercamientos.

Aunque el nuevo plan de Anglo tiene similitudes con el propuesto por BHP, Wanblad quiso señalar que no estaban abandonando completamente Sudáfrica. Mantendrá su subsidiaria de mineral de hierro Kumba. BHP quería que Anglo se deshiciera de los activos sudafricanos antes de la adquisición.

"Nos hacen hacer el trabajo y luego se van. Nos quedamos en Sudáfrica, esa es una diferencia única entre lo que nosotros y BHP estamos proponiendo hacer", lamentó el primer ejecutivo de Anglo. Eso podría haber marcado la diferencia para el gobierno de Sudáfrica, ya que el nuevo plan ya ha recibido una bienvenida más cálida que la propuesta de BHP. Anglo también reducirá el gasto en una mina de fertilizantes de $9 mil millones en el norte de Inglaterra que ha sido el punto focal de inversores y analistas que han pedido una revisión.

La empresa, que ha estado gastando alrededor de 1.000 millones de euros al año en la gigantesca mina Woodsmith, reducirá el gasto a unos 200 millones en 2025, y planea no gastar nada en 2026. También buscará traer uno o más socios estratégicos. Los inversores están preocupados de que la mina produzca un producto de fertilizante relativamente oscuro llamado polihalita, y Anglo necesitará crear un nuevo y enorme mercado global para ello casi desde cero.

Mostrar comentarios