Subidas históricas en Wall Street

Los aranceles de Biden a las placas solares chinas disparan en bolsa a las fotovoltáicas

La cotización de las acciones relacionadas con la energía solar y la producción de equipos fotovoltáicos registró en una de las mejores jornadas de su historia tras levantarse una barrera arancelaria a la competencia china.

Una instalación de paneles solares.
Una instalación de paneles solares.
Europa Press

Subidas históricas en bolsa en las fotovoltáicas de Wall Street. El plan anti-China del Gobierno de EEUU ha disparado en bolsa a las empresas del sector en bolsa, ante la percepción de los inversores de que supondrá un punto de inflexión para las compañías 'made in USA'. Sunpower (+63%), Maxeon Solar (+47%), Sunnova (+26%), Fuelcell Energy (+26%), Enphase (+5%) e, incluso, Tesla (+3%) registraron amplias subidas en bolsa este martes, después de conocer que la Administración Biden  duplicará los aranceles sobre las células solares en un esfuerzo por proteger la industria nacional y contrarrestar las prácticas comerciales de China. 

El incremento del 25% al 50% en los aranceles tiene como objetivo frenar el dominio chino en el mercado global de energía solar, según el documento de la Casa Blanca, en el que se estima que China controla entre el 80% y el 90% de ciertas partes de la cadena de suministro de placas solares y células fotovoltáicas, un cuasimonopolio que EEUU busca romper encareciendo los precios de este tipos de equipos para genera electricidad a gran escala o para el autoconsumo. 

La medida, respaldada por la Administración Biden-Harris, busca impulsar la fabricación de equipos de energía solar dentro de Estados Unidos, de forma similar a las exigencias del 'made in USA' que estableció el país para la eólica y otros sectores. La Ley de Reducción de la Inflación (IRA, por sus siglas en inglés) otorga incentivos fiscales y programas de apoyo para la producción a escala industrial de los componentes necesarios para la energía solar, así como créditos fiscales y subvenciones para proyectos residenciales y plantas solares a gran escala. 

"Se han anunciado inversiones significativas en la cadena de suministro solar del país, aprovechando la investigación y el desarrollo respaldados por el gobierno", apunta Washington. En concreto, los fabricantes de equipos fotovoltáicos y productores de energía solar han anunciado inversiones por casi 17.000 millones de dólares bajo la Administración Biden, lo que representa un aumento significativo en la capacidad de fabricación de Estados Unidos. Se espera que estas inversiones impulsen el suministro de paneles solares para millones de hogares cada año para 2030, como parte de la agenda de inversión en Estados Unidos del presidente Biden.

Eclipsadas por las acciones-meme

La subida en bolsa de las 'acciones solares' quedó eclipsada por la revalorización de las empresas virales o acciones-meme que volvió a desplegarse el martes en Wall Street, con epicentro en Gamestop (+59%), AMC (+31%) y otras empresas de baja capitalización con altos volúmenes de posiciones cortas sobre su capital que se vieron impulsadas por el cierre de estas posiciones y la entrada de inversores especulativos en este tipos de empresas. El regreso a la escena de las redes sociales del inversor Keith Gill, bajo el nick Roaring Kitty, ha devuelto por dos días consecutivos el fervor que registraron estas compañías entre 2020 y 2021.

Además del gravamen a la importación de paneles solares chinos, el paquete de medidas arancelarias de Biden implica un incremento de las tasas aplicadas a los vehículos eléctricos procedentes de China, pasando del 25% al 100%. Gracias a estas medidas de protección, Tesla ha logrado dominar el mercado de vehículos eléctricos, a pesar de las dificultades que han sufrido los programas de vehículos eléctricos de General Motors y Ford para seguir ese camino. Según datos proporcionados por la Casa Blanca, las exportaciones de vehículos eléctricos provenientes de China experimentaron un aumento del 70% en 2023 con respecto al año anterior.

La administración Biden anunció además aranceles sobre minerales críticos y baterías chinas. Por ejemplo, los aranceles aplicados a las baterías de iones de litio para vehículos eléctricos aumentarán del 7,5% al 25% en 2024, mientras que las "piezas de baterías" serán gravadas con un impuesto del 25% en el mismo año.  Por otro lado, los productos de acero y aluminio chinos verán un incremento de las tasas del 0% al 7,5% al 25% en 2024.

Según cálculos de Morgan Stanley, el 70% de la cadena de suministro de baterías para vehículos eléctricos depende de China. "Las acciones actuales para contrarrestar las prácticas comerciales desleales de China están cuidadosamente dirigidas a sectores estratégicos a diferencia de las propuestas recientes de los republicanos del Congreso que amenazarían los empleos y aumentarían costos en todos los ámbitos", expone la Casa Blanca en su declaración.

Mostrar comentarios