Acaparan el 67% del impacto

Aranceles Trump: así paliarán BMW, VW y Mercedes el impacto de 5.700 millones

Donald Trump
Los aranceles de Trump, presidente de EEUU, dañarán a los fabricantes alemanes / EFE. 

Donald Trump no tiene solo a China como principal enemigo debido a la 'guerra comercial' que están librando, sino también a toda la Unión Europea. ¿El motivo? Los aranceles que ha fijado el presidente de Estados Unidos al sector de automoción europeo, sobre todo para los fabricantes de Alemania, principales damnificados de su menor apertura internacional. 

El teórico arancel de Estados Unidos no será un tema baladí para la industria del motor. Su cuantía podría tener un impacto de 8.400 millones de euros y los grandes perjudicados serían BMW, Daimler (Mercedes) y Volskwagen que acapararían 5.700 millones, es decir, el 67% del total en el supuesto más desfavorable, tal y como señalan los expertos de Banco Santander en su informe 'El efecto de un arancel a la importación del 25% en EE.UU'. 

La Unión Europea está preocupada por la política de Donald Trump ya que el sector de la automoción es uno de los principales motores económicos del Viejo Continente. La industria del motor emplea a un 6,1% de la población activa y representa, en términos de PIB, alrededor de un 7%. Su importancia es aún mayor para la región ya que, históricamente, ha generado superávit y es uno de los principales impulsores de la balanza comercial de la Unión Europea. 

El sector de automoción europeo ante estos aranceles de Donald Trump podría no quedarse quieto y mitigarlo en gran parte. Entre las opciones que contemplan, según señalan los analistas de la entidad presidida por Ana Botín, estarían el traslado de la producción a las plantas de América del Norte, el aumento del inventario de modelos afectados y el  incremento del precio de venta de los vehículos. 

El país presidido por Donald Trump es el principal destino de las exportaciones de vehículos europeos, tanto por volumen (número de coches) que por valor. Si analizamos por modelos, se aprecia como Europa importa vehículos 'económicos' y exporta vehículos de alto precio o gama. Es decir, los aranceles afectarían, en mayor medida, a los fabricantes que opten por modelos más lujosos frente a los de precios bajos. 

Volkswagen sería, sin lugar a dudas, la gran damnificada. El propietario de marcas como Audi, Seat, Porsche, Lamborghini o la propia Volkswagen sufriría un impacto de 2.400 millones de euros, o 15,2 euros menos por acción en el supuesto más desfavorable, y tendría el menor margen de maniobra de las tres. El motivo es que solo cuenta con cinco plantas en América del Norte, en las que fabrica modelos de sus marcas Volkswagen o Audi. De hecho, exportaba al país presidido americano 220.000 automóviles, la mayoría Porsche y Audi que eran fabricados en Europa. 

El impacto para BMW y Daimler sería prácticamente idéntico y rondaría los 1.700 millones de euros ya que ambas exportaron vehículos a Estados Unidos por valor de 7.400 millones de euros. La mejor adaptada sería la primera compañía gracias a su modelo de producción flexible y a los nuevos proyectos que tiene en México.

Las tres compañías han sufrido su penalización en bolsa durante el pasado curso y el optimismo tampoco ha regresado en este arranque de año, a excepción de Daimler. La empresa de marcas como Mercedes-Benz y Smart se dispara más de un 22% y apenas tendría recorrido alcista ya que los bancos de inversión prevén que avance nada más un 5% a doce meses. Por su parte, compañías como BMW y Volkswagen apenas avanzan por encima del 5% y se sitúan por debajo de su índice de referencia, el Dax, teniendo todas una recomendación de 'mantener' a excepción de la propietaria de Audi o Seat. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios