Rotación de carteras

Así capearon el turbulento final del 2018 los dos mayores fondos de bolsa española

Santander Small Caps y Santander Acciones Españolas, que suman más de 2.400 millones de euros en empresas españolas, viraron a terreno defensivo.

Las subidas vuelven a brillar en 2019 en bolsa.
Las subidas vuelven a brillar en 2019 en bolsa. / L. I.

Son los dos fondos de inversión en renta variable española más grandes. Entre los dos suman una cartera de 2.400 millones de euros y la rotación de sus carteras puede llegar a provocar grandes oscilaciones en las empresas en las que invierte. Son el Santander Acciones Españolas (1.400 millones de patrimonio y 33 acciones) y Santander Small Caps (950 millones y 68 títulos). Durante el cuarto trimestre de 2018, como el común de los inversores, vivieron dos grandes episodios de volatilidad (octubre y diciembre) que dañó sus rentabilidades hasta el punto de situarlos en números rojos (-10% y –12%, respectivamente) por primera vez en más de un lustro, según datos de Morningstar.

Ambos fondos han comenzado 2019 con un rebote en sus carteras que ronda el 5% gracias a los importantes cambios que adoptaron al cierre del pasado año. Según consta en la documentación enviada a la CNMV, hubo un viraje hacia valores más defensivos. José Antonio Montero de Espinosa, gestor del Santander Acciones Españolas, añadió el banco BBVA (0,68%) a la cartera durante el cuarto trimestre, aunque con un peso residual. Por el lado de los ‘expulsados’ sí que hubo más actividad. El gestor liquidó por completo las posiciones en la farmacéutica AlmirallBME,  Naturgy y las constructoras Ferrovial, Acciona y ACS. En conjunto, estos valores tenían un peso del 5,4% en el fondo.

Santander Acciones Españoles centró su atención en reforzar valores que ya tenía en cartera como Bankia, que pasa del 2,1% al 3,7%. Telefónica, que sube un 37% su exposición hasta situarse como la mayor inversión del fondo con cerca de uno de cada diez euros invertidos por delante de la eléctrica Endesa. Las acciones del propio banco ocupan la tercera plaza e Inditex, la cuarta. Entre las cuatro compañías se reparten el 42% del dinero invertido por el fondo al cierre de 2018. Por el lado de las ventas destacaron sobremanera OHL (-73%), Gamesa (-69%) y Caixabank (-61%), según los datos extraídos de su informe trimestral.

Lola Solana, gestora del fondo estrella de 2018 para el banco (Small Caps España y también del Small Caps Europa), apostó por incorporar a la cartera de acciones a compañías de corte más defensivo, como la inmobiliaria Aedas Home o la contratista Indra con pesos del 2% y 3%, respectivamente. También añadió con un peso superior al 1% a una de las últimas OPVs del mercado español: la energética vasca Solarpack. Otra relevante de la cartera fue Sabadell, con un 0,7% de ponderación.

Al contrario que el fondo de Montero, el de Solana sufrió la salida de 2.300 partícipes y esto le obligó también a hacer caja. Los damnificados fueron Euskaltel, Logista, Baron de Ley, Ence, Solaria, Edreams, Acciona, OHL, ACS, IAG, Atresmedia, Siemens Gamesa, BME y Bankia. En conjunto, un 16% del fondo antes del trimestre. También redujo de forma importante el peso en NH Hotel, FCC, Ferrovial o Viscofan, aunque sin venderlo todo. Con ese dinero, Solana duplicó la posición en Global Dominion y Elecnor; y elevó más del 80% en Grifols y Talgo. Las mayores inversiones en cartera eran Fluidra, Cie Automotive y Europac, pendiente de hacer caja en cuanto se termine de ejecutar la opa de DS Smith.

Ahora en Portada 

Comentarios