Por el derrumbe del viaducto

Atlantia alerta de que retirar la concesión de las carreteras afectará a los accionistas

La empresa destaca que se le deberá reconocer el valor residual de la concesión, con la deducción de las eventuales penales si son aplicables.

Puente Morandi que colapsó el martes en la ciudad italiana de Génova. / EFE
Derrumbe del Puente Morandi que colapsó Génova. / EFE

Atlantia, que controla la concesionaria de autopistas Autostrade per l'Italia, advirtió este jueves de que el anuncio del Gobierno de abrir un procedimiento para la revocación de las concesiones tras el desplome del viaducto en Génova (noroeste) tendrá consecuencias para los accionistas.

De hecho, la compañía italiana sufría una caída del 5,4% en la bolsa italiana tras derrumbarse el puente y, actualmente, se encuentra suspendida de cotización hasta que se resuelva algo de incertidumbre que rodea a esta situación. 

Atlantia lamentó en un comunicado que el inicio del procedimiento para revocar la concesión a Autostrade per l'Italia "se ha efectuado sin una previa argumentación específica y en ausencia de comprobación de las causas efectivas de lo sucedido".

Este coloso de las infraestructuras se ocupaba de la manutención del viaducto que se desplomó el pasado 14 de agosto y que ha causado, de momento, al menos 39 muertos.

La sociedad italiana advirtió además de que si se efectúa la revocación de la concesión de gestión de las autopistas, a la concesionaria "se le deberá reconocer el valor residual de la concesión, con la deducción de las eventuales penales si son aplicables". Asimismo, agregó la nota, "la modalidad del anuncio (del Gobierno) puede tener impacto para los accionistas y obligacionistas de la sociedad" y por tanto aseguró que en su diálogo con las instituciones "tendrá en cuenta la protección" de estos.

El ministro de Transportes italiano, Danilo Toninelli, reclamó este miércoles la dimisión de la cúpula directiva de Autostrade per l'Italia y planteó la posibilidad de retirarle la concesión de la autopista A10. "Lo primero de todo los directivos de Autostrade per l'Italia deben dimitir", afirmó Toninelli en un mensaje publicado en su perfil de Facebook, tras expresar su "rabia porque en un país civilizado no se puede morir por un puente que se derrumba".

El también viceprimer ministro y líder del M5S, Luigi di Maio, ha defendido que el derrumbe "se podía evitar" puesto que "no se realizó el mantenimiento". "Los responsables tienen nombre y apellido y son Autostrade per l'Italia", indicó Di Maio, añadiendo que si esta no realizó el mantenimiento "hay que retirar las concesiones y pagar multas".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios