Wanda Sports

De patrocinar el estadio y vender ropa del Atleti en China a aterrizar en Wall Street

La compañía asiática debutará en la bolsa estadounidense en plena 'guerra comercial'. Podría hacerlo con una valoración de 500 millones de dólares. 

Wanda Metropolitano
Wanda Sports saldrá a bolsa en Wall Street

El grupo Wanda, presidido por Wang Jianlin (uno de los hombres más ricos de China), es muy conocido en España. ¿El motivo? Es el patrocinador del estadio de fútbol del Atlético de Madrid, el Wanda Metropolitano, y hasta el curso pasado uno de sus accionistas. A comienzos de 2018 decidió vender el 18% de las acciones que poseía del conjunto madrileño al grupo israelí Quantum Pacific. No obstante, el acuerdo de patrocinio sigue vigente y, encima, es el encargado de desarrollar la marca (y vender camisetas) Atlético de Madrid en China, un mercado de vital importancia para los grandes clubes europeos. 

Todo un gigante empresarial que cuenta con presencia en sectores como el de comercio, hoteles de lujo, ocio, cultura y deporte. De hecho, es uno de los grupos inmobiliarios más activos del mundo y en nuestro país realizó la sonada adquisición del Edificio España en Madrid, que posteriormente vendería, cuenta con centros comerciales repartidos por el mundo y se ha erigido como uno de los grandes operadores cinematográficos tras comprar la cadena AMC y la productora de series de éxito mundial como 'The Walking Dead' o 'Breaking Bad'. 

La división de deportes del grupo, Wanda Sports, está de actualidad y ganará aún más dimensión ya que ha registrado en la SEC su folleto de salida a bolsa, por lo que el próximo 26 de julio será nuevo miembro en Wall Street. La compañía asiática desembarca en plena 'guerra comercial' entre Donald Trump y Xi Jinping, que ha contado esta semana con nuevas amenazas de aranceles por parte de Estados Unidos, y se une a otras compañías como Luckin Coffee, el Starbucks chino, o Douyu, la plataforma de streaming que retransmite competiciones como League of Legends (LoL) en China. 

La OPV de Wanda Sports tiene una horquilla de precios de entre 12 y 15 dólares por título y se colocarán un total de 33,33 millones de acciones, por lo que podría contar con una valoración en torno a los 500 millones de dólares. Además, ha elegido a bancos como Morgan Stanley, Deutsche Bank y Citigroup para que lleven a cabo dicho plan. 

Wanda Sports tiene su sede en Beijing, cuenta con más de 60 oficinas repartidas por todo el mundo y da empleo a alrededor de 1.600 empleados. El grupo Wanda, que comenzó como una empresa más del sector inmobiliario, decidió crear en 2015 dicha división tras hacerse con World Triathlon, la organizadora de las pruebas de resistencia 'ironman', y también con el grupo de marketing Infront. 

Esta salida a bolsa se produce meses más tarde de que el país asiático cambiara los sectores y actividades económicas sujetas a restricciones para los inversores y empresas extranjeras, facilitando una mayor apertura económica. China anunció hace meses que a partir de julio reduciría los sectores y actividades económicas sujetas a restricciones para inversores y empresas extranjeras, algo demandado por las compañías presentes en el país, sobre todo europeas y estadounidenses.

La compañía asiática está muy focalizada en fomentar el deporte. Wang Jianlin, propietario de Wanda, invertirá unos 265 millones de euros en promocionar el fútbol en su país, algo que está ganando peso a marchas agigantadas tras incluir el fútbol como asignatura obligatoria en los colegios. De hecho, el grupo planea construir más de una veintena de campos de fútbol en Dailan, ciudad al noreste de China. 

Este desembarco bursátil se produce en un momento de luces y sombras para Wanda Sports. Por un lado, sus ventas prosiguen con paso firme ya que en el primer trimestre de curso sus ingresos han aumentado hasta los 245,6 millones de euros frente a los 234,1 millones del curso anterior. Si ampliamos el horizonte temporal se aprecia como para el conjunto del año anterior las ventas se dispararon de los 954,6 hasta los 1.129,18 millones de euros. Por su parte, y como viene siendo habitual últimamente en Wall Street, la compañía desembarcará con números rojos ya que en el primer trimestre de año ha perdido 8,63 millones frente a los 'números verdes' de 3,8 millones. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios