Perspectivas trimestrales

AXA aún ve potencial a unos EEUU en máximos y apuesta por los emergentes

El posicionamiento es positivo en Estados Unidos por la buena evolución de los resultados, la recompra de acciones y los movimientos corporativos.

Perspectivas de la gestora de AXA

Los mercados bursátiles se enfrentan a numerosos riesgos que amenazan con añadir grandes dosis de volatilidad y 'ruido' al mercado. La 'guerra comercial' de Donald Trump ha teñido de rojo los mercados, "a pesar de que sus efectos están siendo mínimos a nivel macroeconómico", tal y como ha señalado Jaime Albella, director de ventas de AXA IM, en las perspectivas trimestrales de la gestora. Su estrategia de inversión, en un entorno caracterizado por las bajas rentabilidades, pasa por posicionarse positivamente en bolsa, sobre todo en Estados Unidos y los mercados emergentes. 

La visión positiva en mercados emergentes la hace con matices. La gestora de la aseguradora francesa señala que, obviando Argentina y Turquía, el momento es positivo para estas bolsas, sobre todo en parqués de Asia o Latinoamérica. Los inversores han puesto el foco (para mal) en estos mercados y "las caídas han sido más por la fortaleza del dólar que por un notable deterioro macroeconómico", según destaca Jaime Albella. El experto demanda que estos países deben hacerse reformas que sean creíbles y resalta que sus bancos centrales han dado respuesta tras subir tipos, como ha sido el caso de Argentina y Turquía. 

Wall Street, a pesar de cotizar en zona de máximos históricos, todavía tendría más recorrido. El posicionamiento de la gestora de fondos es positivo en el mercado estadounidense favorecido por la buena evolución de los resultados (impulsada por la reforma fiscal de Trump), la recompra de acciones y los grandes movimientos corporativos. 

Entre los riesgos para el mercado podrían estar los aranceles de Donald Trump a China, y viceversa. De todos modos, el director de ventas de AXA IM ha afirmado que "en términos globales su impacto parece muy grande pero son pírricos comparados con el volumen total que comercian, con un Estados Unidos creciendo a buen ritmo". De hecho, aprovechaba para minimizar el impacto con un dato: el PIB de la primera potencia económica había avanzado a un ritmo del 4,2% en el segundo trimestre. 

El equipo de la gestora de AXA ha cuantificado que en el peor de los casos (EEUU grava con un arancel del 10% la importación de productos), el impacto en el crecimiento de la primera economía del mundo sería de 30 puntos básicos. Además, el mercado estadounidense se enfrenta este año a elecciones legislativas que podrían acabar con la victoria de los demócratas, "lo que frenaría la agenda reformista de Trump y podría provocar una revisión a la baja del PIB desde un 2,5% hasta un 2,3%". 

La economía estadounidense proseguirá con su expansión, que es ya la segunda más larga desde 1972, "después de encadenar 112 meses seguidos de crecimiento". En esta buena evolución ha jugado un importante papel el bajo desempleo, que ha provocado una inflación salarial en torno al 3%. De hecho, el número de ofertas de empleo que publican las empresas supera al número de parados que hay por primera vez en su historia, lo que continuará presionando al alza los salarios. 

Jaime Albella destaca que la gestora de la aseguradora francesa se posiciona negativamente de cara a las bolsas europeas, y reconoce la presión que ejerce la fortaleza del dólar y la depreciación de las divisas emergentes. Estos efectos penalizarán al Ibex 35 ya que "el 40% de su ebitda (beneficio operativo) proviene de Latinoamérica". 

Otro de los grandes focos de incertidumbre, el órdago del Gobierno de Italia a la Comisión Europea, tendrá un desenlace positivo a juicio del director de ventas. El BCE presionará en el mercado de deuda ya que la deuda italiana únicamente es comprada por el Banco Central de Italia, lo que presionará a que revisen el objetivo de déficit a la baja. Además, la economía del país transalpino podría crecer un 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios