Carta del segundo trimestre

Los gestores de Azvalor siguen en sus 'trece' y apuestan en contra del mercado

Achacan a la "irracionalidad" del mercado similar a la de la crisis de las 'puntocom' en 2000 el resultado negativo de sus fondos hasta agosto

Álvaro Guzmán de Lázaro y Fernando Bernad, gestores y socios fundadores de Azvalor
Álvaro Guzmán de Lázaro y Fernando Bernad, gestores y socios fundadores de Azvalor

Los gestores de AzValor achacan a una "irracionalidad" del mercado similar a la existente durante la crisis de la burbuja 'puntocom' en 2000 el resultado de sus fondos hasta el mes de agosto. Todos ellos registran rentabilidades negativas en los ocho primeros meses del año frente a una fuerte revalorización de sus índices de referencia: la cartera ibérica de la gestora se deja un 1,1% en ese periodo, frente a la rentabilidad del 5,4% del índice de referencia; el fondo internacional obtiene una rentabilidad del -0,1% hasta el 9 de agosto, frente al 12,3% del índice.

Es la idea en la que incide su socio fundador, Fernando Bernad, en la carta trimestral enviada a los inversores. "Las similitudes hoy con el año 2000 son cada vez más numerosas", advierte el gestor 'value', quien hace hincapié en que los crecientes "síntomas de ánimo especulativo e irracionalidad en el mercado". El discípulo de Francisco García Paramés alerta sobre la burbuja sin precedentes que se está generando en la renta fija mundial (el 25% cotiza ya a rentabilidades negativas, incluyendo algunas emisiones calificadas de bono basura).

Este hecho le parece tan preocupante como la dispersión en valoración entre compañías caras y baratas "similar a la burbuja de hace 20 años", con gigantes como Facebook, Amazon, Netflix,Google, Apple y Nvidia alcanzando un valor que supone el doble de lo que suman todas las compañías cotizadas en Reino Unido, Alemania y Francia.

Por ese motivo considera "absurdas" las valoraciones de compañías como la de las hamburguesas veganas Beyond Meat, la de los viveros para empresas WeWork, o las de Tesla, Uber o Crowdstrike, con "seductores pero poco probados planes de negocio". También critica el uso de opciones de acciones a nivel "abusivo"en compañías de 'social media', la fiebre de la gestión pasiva y el fenómeno de la inversión sostenible y lo "políticamente correcto".

Defensa cerrada de su apuesta

La gestora sigue "tan convencida o más" de que sus fondos están invertidos en los activos "correctos". "Mientras la burbuja estuvo a pleno rendimiento resultó "durísimo ir contracorriente, evitar la tentación de participar de la fantasía del crecimiento ilimitado (...) y mantener la convicción a pesar de las pérdidas", ha recordado Bernad.

"A nuestras carteras les espera un gran porvenir a largo plazo y mucho mejor que las alternativas, pese a que durante las últimas semanas el mercado insiste en llevarnos la contraria", recalca.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios