Crisis del coronavirus

El Banco de Canadá se suma a la acción coordinada con otra bajada de los tipos

La autoridad monetaria canadiense cita al coronavirus como un "shock negativo considerable para las perspectivas canadienses y globales"

Fotografía médicos Canadá para portada
Canadá se suma a la oleada de bajadas de tipos./ L.I.

El Banco de Canadá redujo hoy sus tipos de interés en 50 puntos básicos, o medio punto, hasta el 1,25%. La tasa de facilidad bancaria se encuentra también en el 1,25% y la tasa de depósito es del 1%. La autoridad monetaria canadiense se suma a la oleada de bajada de tipos y acción coordinada que están realizando bancos centrales como el de EEUU, Australia o Hong Kong, entre otros.

"Si bien la economía de Canadá ha estado operando cerca del potencial objetivo de la inflación, el Covid-19 es un shock negativo considerable para las perspectivas canadienses y globales, y las autoridades monetarias y fiscales están respondiendo", explica el banco en un comunicado tras su reunión.

El banco canadiense explica que antes del brote, la economía global mostraba signos de estabilización, como lo había proyectado el Banco en su Informe de Política Monetaria (MPR) de enero. "Sin embargo, COVID-19 representa una amenaza importante para la salud de las personas en un número creciente de países. En consecuencia, la actividad comercial en algunas regiones ha caído bruscamente y las cadenas de suministro han sido interrumpidas", apunta en su diagnóstico de situación.

Según el banco, los mercados mundiales están reaccionando a la propagación del virus modificando el riesgo en un amplio conjunto de activos, "haciendo que las condiciones financieras sean menos acomodaticias". En este sentido considera que  "es probable que a medida que se propague el virus, la confianza de las empresas y los consumidores se deteriore, lo que deprimirá aún más la actividad".

En Canadá, el crecimiento del PIB se desaceleró a 0,3 por ciento durante el cuarto trimestre de 2019, en línea con lo previsto. El consumo fue más fuerte de lo esperado, respaldado por un crecimiento saludable del ingreso laboral. La inversión residencial continuó creciendo, aunque a un ritmo más moderado que a principios de año. Mientras tanto, tanto la inversión empresarial como las exportaciones se debilitaron.

"Cada vez está más claro que el primer trimestre de 2020 será más débil de lo que esperaba el banco. La caída en los términos de intercambio de Canadá, si se mantiene, pesará en el crecimiento de los ingresos. Mientras tanto, la inversión empresarial no parece estar recuperándose como se esperaba después de desarrollos positivos de política comercial. Además, los bloqueos de las líneas ferroviarias, las huelgas de maestros de Ontario y las tormentas de invierno en algunas regiones están frenando la actividad económica en el primer trimestre", añade.

La inflación del IPC en enero fue más fuerte de lo esperado, debido a factores temporales. Las medidas básicas de inflación permanecen en torno al 2 por ciento, en consonancia con una economía que ha estado operando cerca del potencial. "A la luz de todos estos desarrollos, las perspectivas son claramente más débiles ahora que en enero. A medida que la situación evoluciona, el Consejo de Gobierno está listo para ajustar aún más la política monetaria si es necesario para apoyar el crecimiento económico y mantener la inflación en el objetivo", concluye.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING