Reunión de emergencia

Kuroda amplía a 75 billones de yenes su bazuca contra la Covid con más liquidez

Aumentará la tenencia de fondos negociados en bolsa (ETFs) con un límite superior de 12 billones de yenes (102.348 millones de euros) al año.

La llegada de Kuroda augura una etapa de flexibilización más firme en Japón
Kuroda amplía a 75 billones de yenes su bazuca contra la Covid con más liquidez

El Banco de Japón (BoJ) ha ampliado hasta los 75 billones de yenes (639.675 millones de euros) el bazuca de medidas para luchar contra los efectos económicos de la Covid-19. En una reunión de emergencia celebrada este viernes, la entidad capitaneada por Haruhiko Kuroda ha anunciado un nuevo esquema de préstamos para empresas golpeadas por la pandemia de 30 billones de yenes (254.590 millones de euros) que les ofrecerá liquidez a un interés muy bajo. El BoJ mantendrá las compras ilimitadas de bonos del Tesoro y de deuda corporativa, así como la compra de acciones vía ETFs.

La primera reunión extraordinaria del emisor desde el año 2011 se ha producido después de que el país haya confirmado el primer descenso de su IPC en más de tres años, del 0,2% interanual en abril, debido al impacto de la crisis y al desplome de los precios energéticos. La deflación crónica ha sido uno de los graves problemas con los que la tercera economía mundial ha tenido que lidiar en la última década

El organismo ha anunciado que su nuevo esquema de préstamos a bajo interés para pymes estará en vigor hasta marzo de 2021, se financiará con un fondo garantizado por el BoJ y que lo gestionarán los bancos comerciales. Está destinado a "ofrecer financiación adicional principalmente a pequeñas y medianas empresas, con vistas a hacer frente a la propagación del COVID-19", explica el emisor en su comunicado. Así, el banco central prestará dinero sin intereses a bancos comerciales durante un año para que éstos a su vez ofrezcan créditos a las empresas, y por los que las entidades financieras recibirán una tasa de compensación del BoJ del 0,1%.

En su encuentro, el BoJ ha decidido mantener las tasas de interés en su nivel actual "o incluso más bajo" si hiciera falta y ha incidido en que "los bonos del gobierno japonés se comprarán según sea necesario y sin límite", dejando claro, eso sí, que la cantidad de compras sigue siendo secundaria al control de las tasas de interés.

Además, aumentará la tenencia de fondos negociados en bolsa (ETFs) con un límite superior de 12 billones de yenes (102.348 millones de euros) al año, variando las compras reales de mes a mes, dependiendo de las condiciones del mercado. Y adquirirá de forma "activa" bonos corporativos y papel comercial con un límite superior ampliado de 20 billones de yenes (170.580 millones de euros).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING