UBS rebaja su precio objetivo

Bankia, en el foco de los bajistas, a una semana de presentar resultados anuales

El consenso del mercado prevé que la firma haya alcanzado un beneficio neto en el entorno de los 823 millones de euros en 2018

Arrecia la presión de bajistas y mercado sobre Bankia
    

Los bajistas han puesto su diana sobre Bankia apenas unos días antes de que la entidad presente sus resultados anuales, el próximo 28 de enero. Los movimientos de los hedge funds desde comienzos de año, así como las dudas que han vertido -sobre la banca española en general y sobre la entidad nacionalizada en particular- firmas como Credit Suisse, han llevado al valor a ser uno de los que menos se benefician del rally generalizado en el Ibex 35. Hoy es UBS la que ha rebajado su precio objetivo de los 2,88 euros previos a 2,70 euros, un nivel que aún está un 4% por encima de su último cierre . 

AQR ha sido la última firma en modificar su posición en la entidad, en este caso a la baja. El fondo ejecutó parte de su capital en la entidad el pasado viernes y redujo su exposición del 1,09% al que la había elevado a mediados de diciembre, hasta el 0,980%. Solo un par de días antes, Samlyn Capital, el hedge fund que se hizo de oro con la crisis del Popular, elevó su exposición en la entidad del 0,64 al 0,73% (el 10 de enero ya había pasado del 0,51 al 0,64%).

Por último, Marshall Wace redujo también en los primeros días de enero del 0,60 al 0,57% donde la había situado a mediados del mes de diciembre. En medio de estos movimientos, Credit Suisse asestó un varapalo a la banca española que hizo especial mella en el banco capitaneado por José Ignacio Goirigolzarri. En concreto, rebajó su precio objetivo un 13,4% en relación a su último cierre hasta los 2,25 euros por título

La firma de inversión ha recortado sus estimaciones de beneficios para Bankia de 2018 a 2020 entre un 10 y un 18% y alerta, además, de que los dividendos pueden reducirse en relación a lo previsto porque la entidad seguirá viéndose afectada por riesgos a la baja.

Es una opinión que no comparte, por ejemplo, Jefferies, que sí ha advertido de las dificultades de Bankia para generar beneficio (lo que le podría llevar a rebajar sus perspectivas), pero que a la vez se muestra optimista sobre la posibilidad de que pueda dar una sorpresa positiva a sus accionistas vía dividendo. El consenso del mercado sitúa el beneficio neto de Bankia en 2018 en el entorno de 823 millones de euros y le coloca mayoritariamente el cartel de "sobreponderar"

Standard and Poor's, mientras tanto, ha puesto el punto de mira en el proceso de privatización de la entidad que es, hoy por hoy, su gran cuenta pendiente. La agencia de calificación descarta que el Gobierno vaya a vender Bankia este año y prevé una operación más gradual, si cabe, de lo que se viene haciendo. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios