Caída del 19% desde abril

BBVA, bajo la lupa del inversor: la crisis reputacional muta en desgaste bursátil

El banco completa su camino de ida y vuelta hacia sus mínimos en bolsa desde diciembre en la semana de su imputación judicial.

Carlos Torres, BBVA, Junta de accionistas 2019
Carlos Torres, en la pasad Junta de Accionistas 2019. / EFE

Máxima atención al BBVA. El segundo mayor banco por valor en bolsa ha entrado en zona delicada en bolsa ante el enésimo desafío al que se enfrenta en este 2019. A la crisis de su gran apuesta exterior en Turquía (9% del negocio) se ha sumado la inestabilidad en México (15% de su exposición de crédito) por el cambio de gobierno y la guerra comercial de Trump. Sin embargo, ninguna de las amenazas anteriores tiene tanto riesgo, por inmanejable, como la crisis reputacional asociada al caso Villarejo y que ha desembocado esta semana en su imputación judicial.

Dicho desgaste reputacional comienza a tener su eco en bolsa por primera vez. BBVA se ha dejado esta semana un 6,4% y se cae por primera vez, al cierre semanal, del ‘Top 5’ del Ibex 35 por tamaño en bolsa tras verse superado, de nuevo, por Amadeus. La acción del banco cae un 19% desde los máximos de 2019 el pasado abril y se vuelve a situar cerca de los mínimos de diciembre 2018 (4,4 euros) que son, a su vez, niveles de 2016. Su valor en bolsa está cerca de perder los 30.000 millones de euros y tan solo sube un 0,5% en el acumulado de 2019 después de haber sido el banco más alcista del Ibex 35 hasta abril.

El caso Villarejo -espionaje, escuchas, revelación de secretos, cohecho, corrupción- ha terminado por salpicar de lleno al banco con su imputación el 29 de julio después de varios meses en los que la entidad se había mantenido ajena ese riesgo. El Banco Central Europeo (BCE), que tiene el poder de supervisión bancaria a través del Banco de España, urgió a la entidad en enero a que solucionase “cuanto antes” la situación, según el vicepresidente Luis de Guindos. Tras la reunión del BCE del pasado 25 de julio, en una declaración premonitoria, Guindos volvió a mencionar el tema con un escueto: “Esperaremos al juez”.

Hitos de BBVA

Cuatro días después, el juez Manuel García Castellón dictó la imputación de BBVA como ente jurídico en el caso Tándem. Tres días más tarde, el banco que preside Carlos Torres con Onur Genç como consejero delegado presentó sus resultados y con ellos su informe semestral, haciendo mención a la novedad legal. “El citado procedimiento penal se encuentra en un momento incipiente dentro de la fase de instrucción y bajo secreto de sumario, por lo que no es posible predecir en este momento el ámbito duración de dicho procedimiento ni todos sus posibles resultados o implicaciones para el Grupo, sin perjuicio del posible riesgo reputacional de estas actuaciones”, señala el grupo.

BBVA califica como “difícil de predecir” el alcance del caso como resultado de las investigaciones, “acciones judiciales o regulatorias” en los que está inmerso o puede verse involucrado y deja caer algo, “como aquellos que puedan surgir en el futuro en los que sean parte otras entidades bancarias”. La entidad señala entre estos riesgos los cambios de criterio jurisprudenciales (caso IRPH, entre otros) para que el ya ha dotado provisiones aunque señala que pueden resultar “insuficientes” si hay un fallo adverso y afecta a su negocio.

La agencia de calificación de riesgo Moody’s ya ha puesto el foco en el banco por la situación judicial en que se encuentra y advierte que “aunque es demasiado pronto para evaluar qué tipo de acción, si la hubiera, puede afrontar BBVA por parte del regulador, su imputación expone al banco a daños reputacionales y, en última instancia, podría afectar negativamente a su solvencia".

Bajo vigilancia de los grandes fondos

Los grandes inversores también han tomado buena nota. BBVA, que no cuenta con un accionista de referencia visible, ha registrado intensos movimientos en las últimas semanas con algunos notables cambios de posición. Según datos de Morningstar, los 20 mayores fondos de inversión con acciones de BBVA controlan alrededor del 13% del capital.

Entre estos fondos se ha registrado un saldo vendedor equivalente a 83 millones de acciones, el 1,2% del capital del banco, valorado en más de 370 millones de euros.  Entre las firmas que más acciones de la entidad han vendido se sitúa Blackrock UK (-2 millones de títulos), Amundi (-64 millones), Fidelity (-5 millones) o Legal & General (-7 millones).

Otras firmas de inversión, en cambio, han incrementado posiciones como Harding Loevner (+18 millones de acciones) o Vanguard (+3 millones). Blackrock, a través de la suma agregada de sus distintas filiales, se erige en el mayor accionista del banco con algo más 5,9%, según el dato de abril que rige en CNMV, mientras que Vanguard mantendría una posición superior al 4%, según la medición de Morningstar.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios