A diez años vista en bolsa europea

Las comisiones del fondo indexado de tu banco se comen hasta el 30% de la subida

Si hubiéramos invertido 10.000 euros hace diez años en el más bajo en comisiones ahora tendríamos 22.000 frente a los 16.800 del fondo de CaixaBank. 

Evolución de los fondos indexados de la banca en la última década

Las altas comisiones que cobran los bancos por la comercialización de sus fondos de inversión son su principal 'talón de Aquiles'. Fondos como los de BBVA, Santander, CaixaBank, Bankinter, Sabadell o Bankia se sitúan, muchas veces, entre los fondos que peor se comportan debido a las altas comisiones que cobran a sus partícipes y que lastran, como es lógico, su rentabilidad. No obstante, siempre hay excepciones como el Caixabank Bolsa España 150, el fondo más rentable de bolsa española en 2019. ¿El motivo? Su exposición a bolsa se sitúa en torno al 150% de su patrimonio. 

El acierto (o error) de los gestores es importante de cara al resultado del fondo de inversión pero en los productos indexados este componente es insignificante. Los fondos de gestión pasiva replican el comportamiento de un índice y únicamente deben realizar los cambios en la cartera que se produzcan (entradas y salidas, cambios en la ponderación...). Algo sencillo ya que se trata de algoritmos pero que supone a la entidad otra fuente de ingresos vía comisiones. 

Los fondos indexados de bolsa española sí consiguen replicar con comisiones más o menos asequibles la evolución de los índices, algo que no emulan ni en bolsa europea ni en estadounidense. Por ejemplo, el Santander Índice España Cartera tiene unos gastos corrientes de un 0,26%, el Bankia Índice Ibex Cartera un 0,44% o el Bankinter Futuro Ibex un 0,61%. 

Las comisiones sí que se comen miles de euros en los fondos de bolsa europea y estadounidense pese a realizar una gestión claramente automatizada. El Caixabank Bolsa Índice Euro Estándar tiene unos gastos corrientes del 2,13%, el BBVA Bolsa Índice Euro un 1,33% y 11 centésimas menos el Santander Indice Euro Openbank. Bastante más que el Pictet-Europe Index I, que cobra un 0,3% y que está accesible a cualquier tipo de inversor a través de firmas como Indexa Capital. 

Los números probablemente le digan poco pero si hubiéramos invertido 10.000 euros hace diez años las diferencias serían bastante notables. La inversión replicando el índice de referencia, el MSCI EMU NR EUR, con fondos con comisiones mucho más reducidas tendría un valor próximo a 22.200 euros. De los bancos el mejor sería el Bankinter Índice Europeo 50 ya que nuestra inversión, una década después, tendría un valor de 19.000 euros mientras que la apuesta en el peor, el CaixaBank Bolsa Índice Euro Estándar, valdría 16.800 euros.  Es decir, las comisiones del fondo indexado del banco se comen hasta el 30% de la subida. 

La mejor inversión en estos últimos años ha sido Estados Unidos. Los 10.000 euros que hubiéramos depositado en fondos indexados valdrían a día de hoy, en el peor de los casos, 33.120 euros si hubiésemos apostado por el Bankia Índice S&P 500 Plus y, con gran acierto, 41.000 euros en el caso del ING Direct Fondo Naranja Standard & Poor´s 500. No obstante, también se situarían lejos de alguno de los fondos extranjeros más destacados como el Vanguard U.S. 500 Stock Index Fund Institutional EUR Accumulation que escalaría hasta los 43.900 euros. 

Estos productos, de todos modos, arrojan luces y sombras ya que algunos han suscitado interés y, otros, lo contrario. ¿El motivo? Los fondos indexados no son una apuesta por parte de los bancos debido a las comisiones, más bajas y de difícil justificación respecto a los productos de gestión activa. Unai Ansenjo, CEO de Indexa Capital destacaba recientemente en una entrevista a La Información que "ninguna entidad te ofrecerá nunca un fondo indexado sino, tal vez, un fondo de fondos que tenga algún producto de este tipo". Además, recalcaba que se tratan de "un producto sustitutivo pero que a largo plazo no tendrá mucho recorrido". 

El Caixabank Bolsa Gestión Euro es, sin lugar a dudas, el que más interés ha suscitado. El fondo indexado de bolsa europea de la gestora catalana ha atraído a más de 237.500 inversores y su inmediato perseguidor, el ING Direct Fondo Naranja Euro Stoxx 50, solo cuenta con unos 18.800 partícipes. De hecho, los fondos indexados de Bankinter y Santander no alcanzan ni el millar de clientes. En Estados Unidos la confianza es menor y el inversor opta más por el ING Direct Fondo Naranja Standard & Poor´s 500 gracias a alrededor de 27.300 partícipes. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios