Cotiza lejos de máximos

Bitcoin se hace mayor: celebra su décimo cumpleaños en mitad del olvido inversor

La criptomoneda más grande en tamaño ha perdido el interés de los especuladores tras la fiebre por los activos digitales y emerge como medio de pago. 

Evolución del bitcoin

El bitcoin celebra esta semana su décimo cumpleaños. La mayor divisa digital en tamaño (110.300 millones de dólares), y uno de los activos de moda durante el arranque de este año, cumplirá su década de vida. Lo hará este miércoles 31 de octubre, fecha marcada en muchos calendarios, gracias a la invención del japonés Satoshi Nakamoto. No obstante, lo hará en un momento delicado en el que la especulación y su 'moda' ha perdido fuelle y que resalta el papel de la criptodivisa como medio de pago. 

En el documento del nacimiento de la divisa digital, Satoshi Nakamoto señalaba acerca de que la criptomoneda sería "una versión puramente P2P (peer-to-peer) de efectivo electrónico que permitiría que los pagos en línea se envíen directamente, de una parte a otra del mundo, sin pasar por una institución financiera". Por tanto, resaltaba su papel como medio de pago. 

El documento es uno de sus grandes hitos, aunque probablemente el más relevante se produjera el 22 de mayo de 2010. Ese día, conocido como el 'bitcoin pizza day', un programador de Estados Unidos realizaba su primera transacción al comprar a otro usuario dos pizzas por valor de 10.000 bitcoins. Una operación que más de siete años después tendría un valor, a precios de mercado, de 63,57 millones de dólares (55,8 millones de euros). Síntoma evidente del rally que ha experimentado el precio de la divisa digital creada por Satoshi Nakamoto. 

Esa valoración se produce a unos precios de mercado que reflejan la pérdida de apetito por parte de los inversores. El bitcoin cotiza en los 6.350 dólares, lejos de los casi 19.500 dólares que marcaba a finales del curso pasado, alertando de lo que para muchos era una burbuja. Un precio que valoraba la compra de dos simples pizzas en más de 195 millones de dólares (171,27 millones de euros). 

La pérdida del interés por parte de los inversores es evidente. De hecho, el volumen negociado cada día por las criptomonedas se ha contraído hasta los 11.600 millones de dólares, frente a los 71.792 millones de dólares de comienzos de año. Además, solo el bitcoin acapara más del 50% de la cuota de mercado de las divisas digitales, a años luz de otras como el ethereum o el XRP. 

En este fuerte deterioro no solo ha influido la pérdida del apetito por parte de los inversores sino también los continuos ciberataques que se han producido con criptomonedas en diversas partes del mundo. Por ejemplo, el mayor hackeo provocaba la pérdida de 523 millones de NEM, almacenados por Coincheck, y que tenían un valor de mercado de 430 millones de euros. 

Tal fue el boom del bitcoin que numerosos organismos oficiales se pusieron manos a la obra en una regulación para este tipo de activos digitales. De hecho, Malta abría la veda y autorizaba el primer fondo regulado sobre criptomonedas mientras que el supervisor estadounidense, la SEC, aplazaba su decisión acerca de que pudiera cotizar como un fondo. 

De todos modos, y en lo que coinciden la mayoría de expertos, es en alabar el papel del bitcoin y el resto de criptomonedas como medio de pago, lo que reduciría el gran poder que tienen los bancos centrales. Además, son muchas las voces que también elogian su tecnología (blockchain) y su potencial para mejorar la eficiencia y reducir los costes en diversos procesos. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios