Un 11,9% más en doce meses

Blackrock 'asalta' al Ibex: su inversión se eleva a 18.000 millones en 20 compañías

La omnipresente y todopoderosa gestora de fondos estadounidense supera el 3% del capital en 20 empresas del Ibex 35, la mayor posición en el índice.

Larry Fink, el jefe de Blackrock.
Larry Fink, el jefe de Blackrock. / L. I.

Para algunos es el mejor amigo de una empresa cotizada porque dan liquidez bursátil a las acciones. Para otros, síntoma de la actividad de los fondos de alta frecuencia (HFT), inversión pasiva (ETF) y 'hedge funds' tanto al alza como a la baja. Para todos, Blackrock es el mayor inversor del mundo con activos que superan los 7,4 billones de dólares (6,6 billones de euros), después de haber captado durante 2019 más de 1.000 millones de euros diarios en aportaciones de sus partícipes, un récord en la industria de gestión de activos. Una parte de ese dinero fue a parar a la bolsa española, donde ocupa un lugar dominante como inversor.

Su rol de principal accionista de las empresas del Ibex 35 es conocido, pero pocas veces ha sido cuantificado. Su cartera de acciones actual está valorada en cerca de 18.000 millones de euros al precio actual, un 11,9% más que al cierre de 2018, según los datos recopilados por ‘La Información’ a partir de los registros de la CNMV. Se trata de la mayor posición dentro del Ibex 35 por encima de los más de 12.000 millones que maneja Vanguard, su gran rival en la gestión de fondos, el fondo de Noruega, también la de Criteria Caixa e, incluso, la cartera pública del Estado, excluyendo la participación en Airbus que no pertenece al índice.

Cartera del Ibex de Blackrock

El aumento de 1.900 millones de euros en el valor de sus acciones en los últimos doce meses se debe sobre todo a la fuerte revalorización de Iberdrola, Amadeus, Cellnex y Ferrovial, que contrarrestaron la caída de Santander, Telefónica y Caixabank. En 2019, la gestora declaró su primera participación en la operadora Másmóvil con un 5,22%, al tiempo que aumentó su participación en Amadeus, hasta el 6,15%, y Telefónica, hasta el 5,21%. Al otro lado de la balanza, Blackrock redujo sus participaciones en el Cellnex, hasta el 4,97%, Ferrovial (3,09%), Santander (5,46%) o Sabadell (5,22%).

El grupo que dirige Larry Fink se benefició en 2019 la espectacular revalorización del 160% en las acciones de Cellnex aunque se vio diluido por las dos ampliaciones de capital por 2.500 millones cada una que realizó la operadora el pasado año. En el caso de Ferrovial redujo su exposición tras la escalada del 51% en el valor de sus acciones. Colonial, junto a las citadas Amadeus e Iberdrola, completa el cuadro alcista de sus principales posiciones en el Ibex 35.

En términos absolutos, Santander (3.251 millones), Iberdrola (3.039 millones), Amadeus (2.022 millones), BBVA (1.889 millones) y Telefónica (1.634 millones) agrupaban en el grueso de su inversión declarada en la CNMV. No aparece en la lista Inditex, el dueño de Zara y principal valor de la bolsa española, debido a que su participación se encuentra por debajo del 3% que obliga a comunicarlo al supervisor.

También obedece a otro motivo: Blackrock está presente en estos valores de forma mayoritaria a través de sus ETFs y fondos de gestión pasiva que necesitan de máxima liquidez y valores grandes. En el caso de Inditex se cumple con el segundo de los requisitos, pero no con el primero, puesto que Amancio Ortega y su familia controlan más de dos tercios de las acciones del grupo y, por tanto, el free-float es mucho menor a los 100.000 millones de capitalización bursátil que atesora la textil.

La gestora estadounidense ha incrementado también su presencia en la bolsa española gracias a los acuerdos de venta de tecnología (Aladdin) y de soluciones financieras para bancos españoles como con Openbank, la filial digital de Banco Santander. Blackrock, presente en España desde 1994, es el heredero de los fondos cotizados iShares que adquirió a Barclays hace diez años y que le han dado el trono mundial de la industria financiera gracias al auge de la gestión pasiva.

El origen junto a Blackstone y PNC

Hoy en día sus cifras superan a las de firmas más veteranas y con mayor solera en Wall Street como Fidelity, Vanguard o Capital Group, aunque Blackrock no solo compite con ellas con fondos automáticos sino que tiene una fuerte presencia en la gestión activa con sus ‘hedge funds’. Cientos de ellos operan tanto al alza como a la baja desde centros financieros como Nueva York, Londres, Singapur o Hong Kong. De hecho, muchos de ellos suelen aparecer de forma regular en los listados de posiciones bajistas o cortas que publica la CNMV española.

Fundada en 1988, Blackrock nació con el respaldo de otro gigante del dinero: Blackstone. El grupo dirigido por Alan Schwarzmann llegó a tener un tercio de las acciones de la gestora dirigida por Fink en los años 90 hasta que, tras una serie de operaciones de compraventa de negocios y fusiones, acabó saliendo de la propiedad. Dio entrada entonces a PNC Financial Bank, un banco estadounidense con sede en Pittsburgh, que fue quien lideró la salida a bolsa de Blackrock en 1999. Esta entidad, también cotizada en bolsa, sigue siendo hasta la fecha el mayor accionista conocido y estable de la gestora con más del 20% de su capital.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING