Miércoles, 29.01.2020 - 06:08 h
Buen año para la renta variable 

Vídeo |¿Quién ganará la pelea en bolsa: el rally de Navidad o el arrebato de Trump?

En el caso del Ibex 35 su comportamiento va a depender mucho de la formación del nuevo gobierno y del proyecto que éste presente

Quién ganará este año la 'pelea' en la Bolsa... ¿El rally de Navidad o la incontinencia verbal en las redes sociales de Donald Trump? Que Washington y Pekín logren firmar en las próximas semanas un principio de acuerdo que rebaje la guerra comercial podría servir de catalizador para la renta variable, puesto que este hecho sí aportaría gasolina adicional a la renta variable después de un año que ya ha sido muy positivo. Sin embargo, esto último es lo que podría llevar al mismo tiempo a los gestores a plegar velas. 

Pese a que aún es complicado anticipar qué es lo que pueden hacer las bolsas hasta final de año, va a depender en gran medida de cómo evolucionen las negociaciones entre EEUU y China. En opinión de Juan J. Fernández-Figares, responsable de Análisis de Link Securities, "si finalmente se firma un acuerdo, aunque sea de mínimos, los índices creemos que pueden acabar el año al alza. De no ser así, vemos más complicado que puedan seguir subiendo". Sin embargo cuando el año ha sido tan positivo en la renta variable los gestores intentan cerrarlo cuanto antes, hacer caja y arriesgar lo menos posible.

Pese a que el sentimiento inversor es mucho más optimista que el que podíamos encontrar en noviembre de 2018, Antonio Castelo y Raúl Álvaro, de iBroker, muestran sus reservas a La Información respecto a la posibilidad de que vayamos a asistir a un rally en las últimas sesiones del año. Desde los mínimos de agosto el mercado se ha comportado excepcionalmente bien, sobre todo la renta variable americana que ha sido capaz de marcar nuevos máximos y todavía se encuentra cerca de ellos, pero para ver subidas más fuertes creen que harían falta nuevos catalizadores, como el hecho de que se materializase el acuerdo comercial entre EEUU y China. "Ese sería el argumento más importante para apoyar una subida de las bolsas", desde su punto de vista.

El segundo argumento que apoyaría un fuerte avance de las bolsas sería el mantenimiento de una política monetaria más laxa por parte de los principales bancos centrales, y especialmente, por parte de la Reserva Federal. El presidente de la FED, Jerome Powell, en sus dos comparecencias ante el Congreso, ha insistido en el mensaje de hacer una pausa en las bajadas de tipos, aun manteniendo referencias a los riesgos globales y a la sensibilidad de la Fed a los datos económicos. En Europa, la celebración en el Reino Unido de unas elecciones generales el próximo 12 de diciembre, deja aplazada una resolución para el Brexit antes de final de año.

Hay quienes sostienen, sin embargo, que ya estaríamos inmersos en ese subidón de final de año. Es el caso de Harald Berres, gestor senior de Ethenea, que recuerda cómo a lo largo de las últimas semanas todos los índices han subido bruscamente. "Tras el alto nivel de pesimismo mostrado por los inversores, los mercados bursátiles se recuperaron a partir de mediados de septiembre", apunta, y añade que el sentimiento ha mejorado significativamente y en la actualidad el escenario pinta bastante optimista. Sin embargo, ve poco probable que veamos una continuación del mercado alcista a este ritmo.

"A finales de ejercicio las bolsas necesitan consolidación, de lo contrario se recalentarán y podríamos enfrentarnos a una corrección en enero de 2020", añade. Los principales selectivos a escala global acumulan importantes rentabilidades anuales, que alcanzan el 23,6% de media entre los tres principales índices estadounidenses y el 19,3% entre los cinco más representativos de Europa.

saber más

¿De dónde surge el 'mito' del rally de fin de año? 

Muchas de las correcciones graves que se han registrado en la Bolsa, como el Lunes Negro de 1987 o el 11 de septiembre de 2001, ocurrieron en otoño. Como los mercados generalmente lograron recuperarse de estos reveses en los meses posteriores de noviembre o diciembre, nació el mito del “rally de final de año”, explican desde la gestora de fondos Ethenea. Casi siempre suele ser así y, sin embargo, el de 2018 fue el peor diciembre de la historia en Wall Street con caídas del 9,18% en el S&P 500, un 8,66% en el Dow Jones y el 9,48% en el Nasdaq. En Europa, el Euro Stoxx 50 retrocedió un 5,41%, el DAX 30 alemán se depreció un 6,20% y el Ibex 35 un 5,92%.

David Pina, analista colaborador del bróker ActivTrades, recuerda cómo en este periodo del año la presión compradora suele imponerse sobre la vendedora debido a los ajustes en las carteras de los fondos de inversión, que buscan batir o alcanzar sus objetivos, y ante el aumento de las aportaciones a los planes de pensiones que andan a la caza de desgravaciones fiscales. "Uno de los mayores riesgos para el rally de este año es que se produzca un shock externo, como una escalada en la guerra comercial o un Brexit sin acuerdo. Aunque no será necesario ver una solución de estos conflictos para que el mercado continúe subiendo de aquí a final de año", sostiene.

Sin embargo, hay otros dos factores importantes a tener en cuenta: el elevado precio de las acciones y las altas rentabilidades registradas en los principales índices mundiales durante el año. Los dos podrían llevar a los inversores a recoger beneficios y capitalizar las fuertes revalorizaciones que tienen sobre la mesa. Las expectativas de que se firme la primera fase del acuerdo comercial en diciembre y la campaña de resultados del tercer trimestre ya han propiciado los recientes máximos históricos en Wall Street y nuevos máximos anuales en Europa.

¿Y qué pasa con el Ibex 35?

De esta situación se ha desmarcado el Ibex 35, que ha sido incapaz de alcanzar el techo que marcó en abril en los 9.581 puntos. Para alcanzar este nivel, debería superar antes la barrera de los 9.400 puntos, una resistencia que está frenando los avances del selectivo desde mayo y que no ha podido superar a pesar de que lo ha intentado hasta en 19 ocasiones.

En el caso de la bolsa española, su comportamiento va a depender mucho de la formación del nuevo gobierno y del proyecto que éste presente. En principio, "de salir adelante el pacto de la izquierda con la extrema izquierda y confirmarse medidas como el impuesto a la banca, el cambio de regulación de las socimis, o la tasa Tobin, entre otras, va a ser complicado que la bolsa española mejore lo hecho hasta ahora", apunta, Fernández-Figares, y no descarta que terminemos el ejercicio por debajo de los niveles actuales.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING