Miércoles, 26.02.2020 - 20:42 h
Aspirante a Forbes y al Ibex 35

Boom Audax: Elías se convierte en nuevo mil-euromillonario de la bolsa española

El empresario catalán controla el 90% de las acciones de la compañía de renovables, el valor que más ha subido en bolsa desde 2017.

José Elías Navarro, presidente y principal accionista de Audax.
José Elías Navarro, presidente y principal accionista de Audax. / L. I.

José Elías Navarro (Badalona, 1976) se arruinó a los 23 años con su primera aventura empresarial. Repitió tragedia emprendedora años más tarde. "Aquello fue como una vacuna", según contó él mismo ante antes de recibir un premio de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Cataluña (AJIEC) en 2016. Este perfecto 'quasi-desconocido' es una de las grandes fortunas de la bolsa española que se codea a nivel patrimonial con ilustres dinastías familiares. Ya es hora de su presentación oficial con motivo de su cambio de estatus: es un ‘billionaire’, es decir, su fortuna los 1.000 millones de euros y podrá entrar en la próxima lista Forbes.

A Elías Navarro le ha tocado el euromillones con la fiebre bursátil que vive Audax, la compañía que dirige y controla casi en su totalidad. De hecho, la falta de acciones libres (free-float) que cotizan en bolsa es uno de los motivos de su escalada en bolsa en los dos últimos años hasta quintuplicar su valor en bolsa. La capitalización bursátil de Audax Renovables se ha elevado esta semana por encima de los 1.100 millones de euros y el valor de las acciones de Elías Navarro, que tiene cerca del 90% de Audax, ha superado los 1.000 millones.

Audax en bolsa

¿Aspirante al Ibex 35?

La estrechez del valor en bolsa -solo un 10% del capital no está en sus manos- no ha restado interés entre los inversores más especulativos que operan en la acción, si bien ha llamado la atención de los reguladores por los fantasmas del pasado en el mercado como Astroc. De hecho, Elías Navarro ha comenzado el 2020 vendiendo de forma continua acciones para reducir su participación en la empresa y por primera vez en tres años ha bajado del 90%. En concreto, según consta en la CNMV, el empresario ha realizado 40 operaciones de venta de títulos de Audax entre el 7 y 8 de enero en paquetes de 5.000 a 60.000 títulos en cada una de ellas.

En total, el dueño de Audax ha vendido 915.000 acciones por algo más de 2,2 millones de euros y reduce su participación del 90,15% al 89,95% del capital de la empresa. Elías mantiene su participación a través de Excelsior Times, S.L.U y Eléctrica Nuriel, S.L.U, de las que es socio único. La compañía de energías renovables supera por valor en bolsa a otras empresas con mayor solera en la bolsa como Pharma Mar, Solaria e, incluso, a Ence, que forma parte del Ibex 35 en la actualidad pero vale 200 millones menos que Audax Renovables. Dicen que aspira a entrar en el índice, aunque para ello tiene que aumenta su capital flotante.

“Audax para mí no es una empresa sino una forma de pensar. Más que una empresa es una forma de entender los negocios”, explicaba el propio Elías Navarro cuando en 2017 recogió el premio de la consultora EY al emprendedor del año. Audax surge en 2011 a partir de un proyecto en energía eléctrica que había montado dos años antes con la liberalización del mercado de la energía en España. Sin embargo, su verdadero salto empresarial se produjo tras la opa sobre Fersa Renovables en 2016, una compañía a la deriva y en pérdidas que cotizaba en la bolsa española.

La carrera de la empresa desde entonces ha sido meteórica. Primero se renombró como Audax Renovables y, posteriormente, se fusionó con Audax Energía aglutinando bajo la misma empresa diversas comercializadoras eléctricas y su producción de renovables. La receta mágica de la que presume es su flexibilidad, agilidad y posicionamiento en la producción fotovoltaica y eólica cuyos costes de producción han ido a la baja en los últimos años y le ha permitido competir con las grandes empresas del sector, obligadas a producir con carbón, gas o nuclear.

Helicópteros, sanidad y arquitectura

Sus resultados le acompañan. Entre enero y septiembre de 2019, Audax levantó una facturación de 783 millones de euros, un 10,1% más respecto al mismo periodo del año anterior. Su beneficio net fue de 18,5 millones de euros y ha incrementado su EBITDA (resultado bruto de explotación) en un 71,5%, hasta llegar a los 58,2 millones. En esa fecha contaba con 326.000 clientes, un 6,8% más que el mismo periodo de 2018. Su deuda financiera neta se redujo a 259 millones de euros, un 24% menos.

Elías Navarro presume de seguir con la tradición familiar. Aunque estudió ingeniería electrónica se dedica al negocio de la luz. Guarda en su oficina el cartel del modesto taller de electricidad y lampistería que tenía su padre hace cinco décadas. Como gran hobby se declara un gran aficionado a la arquitectura porque le gusta jugar con volúmenes. Sin embargo, su aventura en Audax no va en solitario y ha montado otros negocios en paralelo que le permiten ocupar la dirección de otras dos compañías con igual o mejor futuro. Se trata de Aspy, dedicada la prevención de riesgos laborales y sanidad; y Audax Helicopters, que tiene contratos con diversas administraciones en Cataluña y alquila estas aeronaves.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING