Miércoles, 26.06.2019 - 10:49 h
En ingresos procedentes de Reino Unido

Brexit sin control: las firmas del Ibex 35 más expuestas se juegan 30.000 millones 

Una salida caótica puede hundir la libra y golpear IAG, Ferrovial, Santander, Sabadell, Iberdrola y Telefónica que ingresan entre el 11 y el 45% allí

May y Bruselas pelean por 'salvar' el Brexit
Seis de las empresas españolas con más peso en el Ibex se juegan 30.000 millones en ingresos procedentes de Reino Unido / Pixabay

Lejos de despejar dudas, la dimisión de la primera ministra británica, Theresa May, ha nublado aún más el horizonte del Brexit. La más que posible llegada de un sustituto del ala más dura del partido conservador renueva los temores sobre una salida sin acuerdo o desordenada de la UE, que sería letal para la economía británica, tendría su impacto en la española y que golpearía a las grandes empresas de nuestro país con exposición a las Islas por el hundimiento previsto de la libra (solo en las semanas posteriores al referéndum de 2016 que optó por el 'divorcio' la esterlina se depreció un 18%). En juego, los 30.000 millones de euros en ingresos procedentes de Reino Unido que Santander, Iberdrola, Telefónica, IAG (la matriz de Iberia, Vueling o British Airways), Ferrovial y Sabadell obtuvieron allí el año pasado.

Son seis firmas que por su tamaño suponen el 40% de todo el Ibex 35 y que, en concreto, obtienen de Reino Unido entre el 11 y el 45% de sus ingresos. Quizá la que se encuentra en una situación más complicada es el grupo IAG. Como el resto de aerolíneas a las que afecta este proceso, su filial Iberia recibió un plazo de seis meses por parte de las autoridades comunitarias en marzo para demostrar que al menos un 50,01% de su capital es español (europeo), requisito indispensable para que puedan seguir operando en el espacio aéreo europeo.

Si en principio los analistas la situaban como la empresa a la que más beneficiaba la prórroga de la fecha de desconexión hasta el próximo 31 de marzo, los vaivenes de la última semana, la dimisión de May y la probabilidad ahora mayor de una salida 'a las bravas' de la UE se ha cebado con su cotización. Sus títulos se han hundido un 8,6%, lo que significa que en apenas cinco sesiones ha perdido alrededor de 1.000 millones de euros de capitalización en bolsa.

IAG es junto a Ferrovial (que opera el aeropuerto de Heathrow) la firma donde los ingresos procedentes de Reino Unido tienen un peso mayor en relación con el total: de allí proceden un 32,7% de los mismos. Son 7.982 millones de los 24.406 millones de euros que recabó en total el año pasado. En el caso del operador de infraestructuras y servicios presidido por Rafael Del Pino, ese porcentaje es aún mayor, puesto que sus ventas británicas ascendieron el último ejercicio a 2.610 millones (el 45,5% de los 5.737 millones que facturó en 2018). Precisamente por ese motivo, la compañía ya provisionó 774 millones de euros para tratar de capear la incertidumbre creciente en torno al Brexit.

Reino Unido es, además, su primer mercado en el área de Servicios, donde opera con su filial Amey. Esta misma semana hemos sabido que el Ayuntamiento de Birmingham (oeste de Inglaterra) ha dado luz verde a una propuesta para poner fin a su disputa legal con la filial de Servicios de Ferrovial. Es importante porque despeja el camino para que la española pueda sacarla a la venta, una operación que hasta ahora estaba paralizada por la batalla que Amey mantiene con esta ciudad (la segunda mayor de Reino Unido) a cuenta de un contrato de mantenimiento y mejora de las vías públicas que le ataba hasta 2035.

España está además particularmente expuesta al sector financiero británico, con Santander y Sabadell a la cabeza, lo que ha llevado al Banco Central Europeo a elevar los requisitos de capital a los grandes del sector en España. El banco que dirige Ana Botín (cuyos títulos han retrocedido en la semana un 3,1% hasta 4,02 euros) facturó 5.420 millones de euros de su filial británica el pasado ejercicio, algo más del 11% de todo lo que ingreso a nivel mundial (48.424 millones de euros).

Mientras, la entidad que capitanea Josep Oliú (propietaria de TSB) es depositaria alrededor del 5% de las cuentas corrientes británicas, de acuerdo con los datos que maneja Afi. En el caso de Santander UK ese porcentaje asciende a una horquilla entre el 10% y el 20%. El pasado ejercicio, la entidad catalana ingresó 1.042 millones de un total de 5.010 millones de euros en las Islas. En las últimas cinco sesiones el banco ha perdido un 3,8% de su valor en bolsa al recrudecerse la crisis política en Londres, de forma que sus títulos se pagan a 1,01 euros.

Iberdrola, con un 17,6% de los ingresos que obtuvo el año pasado procedentes de Reino Unido (6.176 millones) asegura tener ya cobertura respecto al riesgo de depreciación de la divisa para el 100% de lo que obtiene allí. Mientras que Telefónica, que registró una cifra de ventas de 6.790 millones en las islas el año pasado, el 13,9% del total, no se plantea la venta de su filial británica, O2.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios