Relaja los criterios de solvencia

Bruselas empuja a las aseguradoras para que inviertan más en acciones y en bonos

La parte más importante de dichas enmiendas es que rebajan los requisitos de capital para las inversiones de aseguradoras.

Valdis Dombrovskis, comisario de Estabilidad Financiera
Valdis Dombrovskis, comisario de Estabilidad Financiera / EUROPA PRESS - Archivo

La Comisión Europea ha adoptado este viernes nuevas normas que relajan los requisitos de capital que se exigen a compañías aseguradoras para que puedan invertir más en acciones y deuda privada, con el objetivo de que estos fondos se canalicen a la economía real, especialmente a través de la financiación a pequeñas y medianas empresas.

"Las aseguradoras subrayaban que algunas de las normas de Solvencia II les impedían invertir más en acciones y deuda privada. Hemos escuchado sus preocupaciones. Las enmiendas que hemos adoptado les facilitan y hacen más atractivas las inversiones en pymes y dan una financiación a largo plazo a la economía", ha destacado el vicepresidente de la Comisión Europea responsable de Servicios Financieros, Valdis Dombrovskis.

El Ejecutivo comunitario ha defendido en un comunicado que el sector asegurador europeo está "bien preparado" para invertir a largo plazo en acciones y deuda privada, pero "la cuota real de sus inversiones en la economía real sigue siendo limitada".

Por ello, Bruselas ha adoptado un conjunto de normas que reducen los criterios de solvencia de estas empresas. Las reglas están incluidas en un acto delegado, lo que significa que los Estados miembros y el Parlamento Europeo disponen de un plazo de 3 meses para formular objeciones. En concreto, las nuevas normas enmiendan la normativa europea conocida como Solvencia II.

La parte más importante de dichas enmiendas es que rebajan los requisitos de capital para las inversiones de aseguradoras en acciones y deuda privada, para alinearlas con las normas aplicables a los bancos. Además, simplifican el cálculo de estos colchones de solvencia, armonizan las reglas prudenciales que deben cumplir el sector bancario y el sector asegurador y buscan reflejar mejor el desarrollo en la gestión de riesgos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios