Solo tiene una cuota del 7,4% 

La caída bursátil de Dia: de segundo súper a sufrir el 'boom' de Mercadona y Lidl

La compañía se desploma más de un 90% durante 2018 y los problemas se le acumulan al ritmo que pierde peso frente a todos sus rivales. 

Evolución de la cuota de mercado de las grandes compañías del sector consumo

Dia atraviesa por el momento más delicado de toda su historia. La compañía se desploma en torno a un 90% durante este año y abandonará el Ibex 35 el 24 de diciembre como consecuencia de este fuerte castigo. Además, el devenir de la empresa es una incógnita aunque lo más probable es que el multimillonario Mikhail Fridman lleve a cabo un plan para salvarla, sea a través de una opa o sin ella. 

Este desplome bursátil ha provocado que Dia ya solo valga más de 255 millones y cotice en mínimos históricos. En dicha zona, curiosamente, también se encontraría su cuota de mercado al desplomarse hasta el 7,4%, según datos de la consultora Kantar Worldpanel, lo que le sitúa en la tercera posición de nuestro país tras Mercadona (25,6%) y Carrefour (8,2%).

Dia debutaba a comienzos de julio de 2011 en la bola española. La cadena de supermercados arrancaba a un precio de 3,5 euros por título, lo que suponía una capitalización de 2.378 millones de euros, casi diez veces más de lo que vale actualmente. En aquel debut su entonces director general, Ricardo Currás (era cesado el 24 de agosto de este año), afirmaba que "la compañía debería estar en el Ibex 35", curiosamente el índice que abandonara antes de final de año tras formar parte del selectivo desde enero de 2012. 

Poco más de tres años después de formar parte del selectivo, en abril de 2015, alcanzaba sus máximos históricos con un precio de 6,415 euros por título. Ese mismo ejercicio la compañía alcanzaría su cuota de mercado más alta desde que debutara en bolsa al alcanzar un 8,6% tras años de constante crecimiento. Su mayor 'azote' han sido Mercadona, sobre todo, y Lidl, que han avanzado año tras año. 

En 2016 su cuota de mercado caía una décima, hasta el 8,5%, lo que hacía que Dia y Carrefour lucharan por el galardón de la segunda mayor compañía de distribución de gran consumo en nuestro país. Lejos estaba Mercadona, con un 22,9% de las ventas del sector y la crisis de Dia comenzaba a atisbarse tras ganar solo 174 millones, un 42% menos que el curso pasado, debido a la ausencia de resultados extraordinarios y a que redujo su superficie comercial un 2,9%, con cierras de tiendas de la marca El Árbol o de la propia insignia. 

Dos años más tarde, en 2018, la crisis de la compañía es evidente. Acumula un desplome del 90% en el parqué solo durante este año y su cuota de mercado, como es lógico, también se ha hundido al caer desde el 8,2% hasta el 7,4% en los primeros diez meses del año. Por tanto, la segunda plaza se aleja (Carrefour se consolida en ella) y la distancia con Mercadona es aún más abismal: 25,6% frente al citado 7,4%. 

Con esta debacle de Dia, el 'colchón' que tenía respecto a sus perseguidores se ha reducido. Si la compañía de distribución aventajaba en 2,4 puntos porcentuales a Eroski, en 4,8 a Auchan y a Lidl en cinco, ahora solo lo hace en poco más de dos puntos a la compañía vasca, a la alemana le saca 2,5 puntos y a la antigua Alcampo 3,8 puntos. 

La situación para la compañía es delicada y las agencias de calificación son conscientes. Por ello, S&P ha aplicado su tercera rebaja del rating desde octubre y le deja una calificación de CCC+, una nota para empresas en situación vulnerable y dependiente de ayudas financieras. Por tanto, la firma estadounidense se pronuncia tras asegurar la compañía su supervivencia con una ampliación de capital de 600 millones de euros. 

Esta rebaja de calificación se produce también en un escenario de cambios en el consejo. De hecho, el martes se producía la salida de dos miembros más afines al magnate ruso Mikhail Fridman, que según anunciaban a la CNMV, sería para centrar sus esfuerzos en trabajar desde LetterOne en el proceso de diseño y desarrollo de un eventual plan de sostenibilidad para la firma. Además, se unen a la del que fuera el presidente interino de la distribuidora, Stephan DuCharme, mano derecha del multimillonario, que alegó los mismos motivos. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios