Miércoles, 17.07.2019 - 07:19 h
Sabadell también comienza a medio gas

Caixa comienza rezagado el año: casi la mitad de sus superfondos siguen en rojo

La gestora de la firma catalana suma tantos grandes productos de ahorro en rojo, tres, como el resto de entidades juntas.

Fondos Caixabank
Fondos Caixabank

El arranque del 2019 ha sido esperanzador para los inversores españoles. Los fondos españoles (no todos) brindan en los primeros compases del año, el selectivo español acumula una subida cercana al 4% y el Small Caps lo hace en torno al 6%. Una tendencia de la que no se está aprovechando la gestora de Caixabank, que mantiene la mitad de sus superfondos con una rentabilidad negativa.

Caixabank Ahorro Cartera, Caixabank Monetario Rendimiento Estándar y Caixabank Renta Fija son tres de los siete fondos con más de 2.000 millones de euros gestionados que han comenzado el 2019 en rojo. El hecho de que la gestora del banco mantenga tres de sus grandes fondos en números negativos supone pérdidas para al menos el 25% del capital que mantienen invertidos sus clientes, ya que la suma del patrimonio de los tres suman 11.713 millones de los algo más 44.000 que gestiona.

Además, uno de los que más pierde (con datos a 7 de enero) es el que más patrimonio atesora de toda la gestora, el Caixabank Ahorro Cartera. Se trata del gran superventas de la entidad catalana y el quinto más grande de España, con un patrimonio que se acerca a los 4.240 millones y que acumula a más de 250.000 partícipes. El producto de la firma catalana está enfocado a la venta al gran público dado su perfil de riesgo moderado, de 2 sobre 7, y las bajas comisiones que cobra (cerca del 0,2%) por su contratación, aunque también tiene otras clases como Plus, Premium o el Institucional.

El superventas de Caixabank está acumulando pérdidas en lo que va de año y también las tuvo en la recta final del 2018 debido a su alta exposición a la deuda soberana europea. Mantiene hasta un 10% de todo su capital invertido en bonos italianos que vencen en 2021 y 2022. En cuanto a España, tiene entre sus grandes posiciones repos del Tesoro Publico con rentabilidad negativa junto con otros productos de deuda que cumple más allá de 2030. Por último, también está invertido en deuda francesa y portuguesa.

La todavía mala rentabilidad que ofrece la deuda europea es también el talón de Aquiles para el Caixabank Renta Fija. El fondo, que engloba un patrimonio de 3.888 millones, también está dirigido para el gran público gracias a un perfil de riesgo pequeño, de un nivel 3, y una comisiones reducidas del 0,37%. Pese a la mala rentabilidad del producto solo ha tenido un mes de salidas netas de capitales en los últimos 36.

El tercero en discordia, el Caixabank Monetario Rendimiento Estándar, vuelve apuntar otro año más a ofrecer una rentabilidad negativa. La de 2019 (-0,01%) se une a un largo historial de números rojos que sigue una pauta ascendente: a un año (-0,53%), a tres años (-0,72%) y hasta cinco años (-0,95%). Pese a ello, el fondo ha sido capaz de captar una ingente cantidad de capital (mantiene un patrimonio superior a los 4.000 millones) gracias a que tiene el perfil de riesgo más bajo, de uno sobre siete, y una de las comisiones más bajas del mercado en el 0,2%.

El resto de superventas han empezado con buen pie

El problema para Caixabank, más allá de que las caídas de tres de sus principales productos de inversión sean pequeñas, es que se está quedando por detrás de la rentabilidad que ofrecen otros superventas de sus competidores. De hecho, la entidad catalana tiene el mismo número de fondos con un patrimonio por encima de los 2.000 millones de euros en rojo que el resto de las gestoras de la grandes entidades españolas. Dicho de otra manera: mientras que Caixa suma 3 de sus 7 principales instrumentos de ahorro en rojo, el resto de firmas bancarias agrega 3 de 10 en negativo.

El Mi Fondo Santander Moderado es el superventas de la banca que más rentabilidad ofrece, y que alcanza el 0,5%. Se trata del producto, un fondo de fondos, con el mayor patrimonio que gestiona Banco Santander, con 3.909 millones de euros. El segundo gigante con mayor revalorización en los primeros compases de 2019 es el Bankia Soy Así Cauto Universal, que gana un 0,4%, mientras que el tercero también pertenece a la firma cántabra, el Mi fondo Santander Patrimonio.

Por su parte, Sabadell también comparte con Caixabank el ranking de los peores arranques de las gestoras españolas. La firma presidida por Josep Oliu tan solo tiene dos fondos por encima de los 2.000 millones, y uno de ellos (el Sabadell Rendimiento Cartera) está en rojo. Entre los arranques más positivos está BBVA, que mantiene sus dos Quality -el Inversión Conservadora y el Inversión Moderada, que suman casi 18.000 millones (igual que los cinco principales fondos de Caixabank- en verde.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios