En mínimos históricos

CFO y CRO: los dos 'insiders' con la mejor información apuestan fuerte por Sabadell

Tomás Varela, director financiero (CFO), y David Vegara, nuevo jefe de riesgos de la entidad (CRO), toman posiciones tras los resultados.

Josep Oliu presentó los resultados de 2018.
Josep Oliu presentó los resultados de 2018. / EFE

Ha sido una semana negra para la cotización del banco. Sabadell, la sexta entidad por capitalización bursátil en el Ibex 35, no levanta cabeza desde que presentó sus cuentas anuales el pasado viernes y cayó un 9% en bolsa. Fue la mayor desde el 24 de junio de 2016, cuando la acción valor se vino abajo (-19%). Este jueves se ha vuelto a dejar un 3,7%, hasta los 0,86 euros, su suelo de los últimos días. La entidad que preside Josep Oliu, como publicó La Información, puso en cuarentena los objetivos de su plan estratégico por la integración del TSB, aunque insistió de forma recurrente que “Sabadell ex TSB” cumplirá con las metas fijadas.

El escenario al que se enfrenta no pinta bien. A los costes extraordinarios de la integración de la filial británica (“una batalla”, según Oliu) se le unieron los de la venta de créditos fallidos para reducir el beneficio anual a la mitad (328 millones). El cúmulo de incertidumbres que pesa sobre el banco fue resumido por el propio Oliu, a saber, el Brexit, regulatorias, los tipos de interés… La cotización del Sabadell se ha colocado como la peor del Ibex 35 en 2019 con un descenso acumulado del 14%. 

Cotización del Banco Sabadell
Evolución de la cotización del Banco Sabadell

El tándem Varela y Vegara

Pero el presidente recordó un habitual mantra del inversor a largo plazo: "Cuanto más baje es mejor inversión". Al pie de la letra se lo han tomado dos altos ejecutivos de la entidad y quienes mejor conocen las tripas del balance del Sabadell. Tomás Varela, director financiero (CFO, por sus siglas en inglés), ha comunicado la compra de 75.000 acciones de la entidad a 0,86 y 0,89 euros por acción en dos operaciones realizadas el pasado martes 5 de febrero, según consta en la CNMV. Este jueves ha vuelto a comprar otras 25.000 más a 0,89 euros.

También salió a mostrar su confianza David Vegara, ex secretario de Estado de Economía y flamante jefe de riesgos (CRO, por sus siglas en inglés) del banco. En su caso, otros 39.000 acciones a 0,87 euros. El presidente de la comisión de Auditoría y Riesgos y consejero independiente, Manuel Valls Morato, ha revelado este mismo jueves la compra de otros 55.000 títulos por valor de unos 47.000 euros. 

El director de operaciones Miguel Montes se ha sumado a la actividad con otros 100.000 títulos. Entre Vegara, Varela, Montes y Valls han metido unos 260.000 euros en las acciones de la entidad, cifra que no deja de ser simbólica frente a los cerca de 5.000 millones de euros de capitaliza el Sabadell. Sin embargo, el mensaje al mercado parece claro.

La compraventa de acciones de los ‘insiders’ (consejeros, ejecutivos…) es uno de los indicadores que siguen otros inversores institucionales para invertir en una empresa cotizada. A más respaldo de quienes mejor conocen la empresa, mayor confianza. Que los dos ejecutivos que mejor conocen el balance de la entidad -uno, de sus finanzas, el otros, de los riesgos a los que se enfrenta- hayan comprado acciones no ha pasado desapercibido para el resto de accionistas.

De hecho, Blackrock, el mayor inversor del mundo a través de los fondos que gestiona, también ha comunicado un ligero aumento en su participación directa -del 4,98% al 5,02%- tras reducir su posición en derivados desde el 0,35% al 0,27%. La firma estadounidense continúa como el mayor accionista de la entidad por delante del mexicano David Martínez, que a través de Fintech Advisory controla algo más del 3% de la entidad. Sabadell se mantiene sin socios de referencia después de que se disolviese el ‘núcleo duro’ de la entidad a finales del pasado año.

Ahora en Portada 

Comentarios