Avances en la guerra comercial

China y EEUU dan un paso al frente y levantan el veto a los productos avícolas 

Las restricciones a esta carne se mantenían desde hace cinco años, cuando Pekín trató de proteger su producción de la gripe aviar en Norteamérica

El presidente de China, Xi Jinping, junto a su homólogo de EEUU, Donald Trump
Xi Jinping junto a Donald Trump en la visita del presidente estadounidense a China. / EFE

¿Y si esta vez fuese la definitiva? ¿Y si realmente las dos partes se han dado cuenta ya de que necesitan un acuerdo que ponga fin a las turbulencias a nivel mundial cuanto antes? China y Estados Unidos han dado un importante paso al frente en su guerra comercial, al anunciar que Pekín ha decidido levantar las restricciones a la importación de productos avícolas norteamericanos, cuyo veto se mantenía desde hace casi cinco años. La decisión de Pekín se ha hecho pública después de que el Departamento de Agricultura de los EEUU tomase una decisión similar para permitir que las aves de corral chinas ingresen a su país.

El anuncio lo han hecho la Administración General de Aduanas y el Ministerio de Agricultura del gigante asiático. A comienzos de 2015 China prohibió la importación de pollos y productos avícolas estadounidenses para protegerse de la gripe aviar que se había registrado en algunas zonas de EEUU en 2013 y 2014. Los dos organismos consideran ahora que Washington ha tomado medidas "activas y preventivas" suficientes que han evitado la aparición de nuevos casos desde marzo de 2017.

Las autoridades de comercio de EEUU calculan que el fin del veto se traducirá en un incremento anual de las exportaciones de productos avícolas al gigante asiáticos en más de 1.000 millones de dólares. La decisión del gobierno de Pekín se produce en un contexto de escasez de carne en el país a raíz de la epidemia de peste porcina africana, que ha obligado a sacrificar a millones de cerdos en el país, que suponen además el alimento preferido de los chinos.

Desde el otro bando de este conflicto arancelario los mensajes que se trasladan también son más positivos. El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, ha asegurado en las últimas horas que las conversaciones para lograr un acuerdo inicial (primera fase) con China están llegando a las etapas finales. Reconoce, además, que los contactos entre las partes se han ido intensificando.

No parece, sin embargo, que todo esté tan claro en relación a otros frentes comerciales que tiene abiertos Donald Trump, puesto que Kudlow también ha dejado claro que el presidente estadounidense aún no ha decidido si aplicar ya o retrasar la subida de aranceles al sector del automóvil europeo, que deberían haber entrado en vigor a comienzos de esta semana. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING