Los abona en metálico

Cie Automotive cierra la compra de la italiana Somaschini por 77,1 millones

La operación se completa tres meses después de anunciarse y por dos millones de euros menos de los que se habían previsto inicialmente

Fotografía Francisco Riberas (IEF) / IEF
El presidente del Instituto de la Empresa Familiar y de Gestamp, Francisco J. Riberas, es uno de los principales accionistas de CIE Automotive / IEF

El gigante de componentes para el automóvil CIE Automotive ha completado tres meses después de su anuncio la adquisición de la italiana Somaschini, especializada en la fabricación de engranajes. Tal y como ha comunicado la empresa española en un hecho relevante enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la operación ha ascendido finalmente a 77,1 millones de euros, dos menos de los 79,5 millones que había anunciado inicialmente. La firma bilbaína, que tiene entre sus principales accionistas al millonario Francisco Riberas, ha abonado ese precio en metálico.

Somaschini, que cuenta con 300 empleados repartidos en dos plantas en Bérgamo (Italia) y en otra en Indiana (EEUU), factura unos 70 millones de euros al año. La compañía fabrica sistemas de engranaje (gears), cuyas aplicaciones incluyen sectores como el transporte y la automoción, así como de la industria o la robótica.

CIE, participada por el grupo indio Mahindra (7,43%), las familias Riberas (14,9%) y March (10%), ha logrado capear la desaceleración del sector del automóvil (con escándalos como el 'dieselgate', el cambio en los hábitos de movilidad o la regulación medioambiental cada vez más estricta) y los efectos que la guerra comercial ha tenido sobre el sector y sobre economías como la china, muy importante para su negocio.

La corporación que preside Antón Pradera obtuvo hasta octubre un beneficio neto de 224 millones, un 18% más que en el mismo periodo del año anterior, con un avance de las ventas del 14% hasta los 2.609 millones. Esto, pese a que el ensamblaje de vehículos ha registrado caídas en algunos de los principales mercados mundiales, como el asiático. El beneficio bruto de explotación (el Ebitda muestra los beneficios de una empresa antes de los gastos financieros que debe afrontar) fue de 458 millones al cierre del tercer trimestre, lo que supuso un avance del 13%.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING