Al contrario que las sociedades de inversión 

La CNMV facilita al crowdfunding captar usuarios: no necesitan agentes oficiales

Se limitarán a informar sobre la existencia y características de estas plataformas y a promover el interés y uso de las mismas para invertir. 

Albella, CNMV
La CNMV facilita al crowfunding captar usuarios: no necesitan agentes oficiales / EP. 

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha recibido numerosas consultas a través del 'Portal Fintech', que lanzaba para orientar, resolver dudas y facilitar la actividad de este tipo de compañías. De hecho, este miércoles actualizaba sus preguntas y respuestas dirigidas a estas empresas sobre los servicios que pueden tener relación con el organismo presidido por Albella y las plataformas de financiación participativa (crowdfunding) han acaparado la mayoría de la atención y, por consiguiente, de las dudas. 

La CNMV, de manera indirecta, facilita al crowdfunding captar clientes. El supervisor, con el objetivo de dar respuesta a si este tipo de plataformas pueden utilizar a terceros para captar inversor, destaca que la Ley de Fomento de la Financiación Empresarial "recoge la puesta en contacto de inversores con personas que solicitan financiación en nombre propio para destinarlo a un proyecto de financiación participativa". 

El organismo supervisor, no obstante, recalca que el uso de terceros para la captación de inversores no debe ostentar la condición de agente de la correspondiente empresa y, por tanto, no deberán estar inscritos en el registro de la CNMV para poder iniciar su actividad. Una clara ventaja respecto a las empresas de servicios de inversión, que sí tienen esta obligación. 

La CNMV sí que fija determinadas líneas rojas. Destaca que su uso se limitará a informar sobre la existencia y características de las plataformas y a promover el interés y uso de las mismas. No obstante, "cualquier actuación que vaya más allá entraría en colisión con la reserva legal de actividad en materia de servicios de inversión y con la concepción legal misma de este tipo de plataformas". 

Las plataformas de crowdfunding serán las que harán el contacto y tendrán la comunicación con el inversor contactado por el tercero. El 'intermediario' si podrá encargarse de la captación y promoción del uso de estas sociedades pero no podrá presentar ningún tipo de servicio equiparable a uno de inversión. Lo que también hará es identificar y captar potenciales proyectos ya que, según la normativa vigente, podrían "prestar asesoramiento a los promotores en relación con la publicación del proyecto en la plataforma, incluyendo la prestación de servicios y asesoramiento en las áreas de tecnología de la información, marketing, publicidad y diseño". 

El supervisor aprecia, al contrario que en la captación de inversores, que este servicio difícilmente entrará en un conflicto de interés con el ámbito de actividad correspondiente a servicios de inversión, por lo que no afecta a sus obligaciones y responsabilidades legales. No obstante, solo podrán realizar esta labor aquellas plataformas de crowdfunding que estén debidamente registradas en la CNMV y que son 27 a día de hoy.

Housers, MytripleA, The Crowd Angel... 

La primera plataforma de crowdfunding en inscribirse fue a finales de 2015: La Bolsa Social. Este proyecto pretende impulsar la financiación de empresas con potencial de crecimiento que produzcan un impacto positivo en la sociedad y en el medioambiente, contribuyendo a impulsar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. 

De todas ellas, las más relevantes o mediáticas han sido Housers y MytripleA. La primera es una comunidad de inversores inmobiliarios online mientras que la segunda se dedica a dar financiación para pymes, autónomos y emprendedores en España, lo que puede dar hasta un 7% de rentabilidad para inversores particulares y profesionales, según destaca la propia compañía. 

Las plataformas de crowdfunding son, principalmente, de cuatro tipos: equity, lending, recompensa y donación. Esta última, como su propia nombre indica, consiste en que los inversores aporten fondos a un proyecto de manera completamente altruista, algo que choca con la tercera ya que ahí sí se recibe algún tipo de contraprestación por los fondos invertidos. 

Las de lending, como es el caso de MytripleA, consisten en préstamos financiados con capital privado mientras que las de equity suponen una participación en el capital de una empresa con un retorno vía acciones, beneficios o rentas. Entre estas últimas destacan The Crowd Angel, Crowdcube Spain o SociosInversores

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios