En los movimientos de Letterone

La CNMV vigila en silencio a Fridman en Dia pese a la 'carta blanca' a su operativa

El supervisor que dirige Sebastián Albella no ha puesto pegas a la estrategia de Letterone en la cadena de distribución durante los dos últimos años.

El presidente de la CNMV, Sebastián Albella, en un curso de la APIE
El presidente de la CNMV, Sebastián Albella, en un curso de la APIE / UIMP - Archivo

¿El rescate justifica los medios? Dia, el tercer grupo de distribución en España por detrás de Mercadona y Carrefour, perdió 504 millones de euros entre enero y septiembre. En 2018, otros 352 millones. Estuvo a punto de quebrar este año, pero la inyección urgente de unos préstamos participativos de su principal accionista, Letterone Holdings, lo evitó. Quizá por ese papel de rescatador en este 2019, la CNMV dio carta blanca tanto a la opa de febrero validando un ‘precio no equitativo’ -alegó causa mayor- como la actual ampliación en curso que está realizando la empresa para repagar deudas a Letterone.

El supervisor ha colocado en un segundo plano la operativa bursátil en Dia desplegada durante más de un año por el fondo de Mijaíl Fridman, en triangulación con Goldman Sachs y los ‘hedge funds’ bajistas. El fondo LTS Investments Sarl de Letterone fue acumulando acciones de Dia entre mayo de 2017 y octubre de 2018, momento en el que traspasó el 29% del capital de la compañía a otro fondo del grupo (L1R Investments).

Aquel cambio de manos, principalmente, provocó unas minusvalías de 600 millones de euros por venta de acciones, así como una plusvalía de otros 692 millones por instrumentos derivados, según las cuentas del fondo de 2018. En ellas, LTS desvela un impacto positivo en sus cuentas de 2018 de 666 millones de dólares (600 millones de euros) por contratos OTC (over-the-counter) para la compra a plazo de acciones.

En respuesta a ‘La Información’, la CNMV no considera necesario que los resultados generados por la operativa de Letterone debieran ser comunicados: “Las plusvalías o minusvalías que el partícipe haya obtenido como resultado de sus operaciones financieras no son objeto de notificación”. El supervisor recuerda que el uso de posiciones cortas debe revelarse en todo momento. “Las obligaciones de notificación de los partícipes significativos de las sociedades cotizadas se imponen sobre las posiciones largas que el partícipe significativo mantenga tanto en acciones como en instrumentos financieros distintos de las acciones cuando se cruzan los umbrales que establece la normativa aplicable”.

Sobre la operativa concreta de Letterone con las acciones de Dia junto a su banco Goldman Sachs y, éste a su vez, con los ‘hedge funds’ bajistas, el supervisor no ha expresado una posición oficial al respecto, aunque sí lo hizo el pasado mes de febrero su presidente, Sebastián Albella, que alabó la actividad de los inversores bajistas en la acción al detectar los ‘ángulos ciegos’ de las cuentas de Dia, aunque dijo que estaba "investigando la situación exhaustivamente".

"El gran descenso [en bolsa] de la cotización de Dia se produjo en octubre", según la versión que dio Albella en febrero de este año. El presidente de la CNMV acotó en ese mes -cuando la compañía se desplomó de 2 a menos de 0,6 euros por acción- la problemática bursátil de la empresa, aunque esta venía de caer de forma continuada desde los 6 euros en solo doce meses. Clave en toda esas caídas en bolsa fue la actividad de los fondos bajistas que usaban las acciones prestadas por Goldman, que a su vez tenía comprador garantizado con Letterone.

Según la opinión de Albella, los inversores bajistas -que llegaron a controlar el 25% de la empresa, según los registros de CNMV- hicieron una “labor positiva” en el caso de Dia, tuvieron “la agudeza visual”. En este sentido, el máximo responsable de la agencia reconoció que habían investigado los movimientos pero sin ver nada anormal en ellos.

Posteriormente, la CNMV aprobó con celeridad la opa de Letterone sobre Dia debido a las urgencias financieras de la empresa. Lo hizo a la vez que Telepizza, que había presentado su opa varios meses antes. También dio luz verde a la opa de Letterone por debajo del teórico “precio equitativo” que marcan las últimas grandes compraventas en bolsa.  También se usó la situación financiera de Dia como argumento para dar luz verde a la operación. Por último, el supervisor no ha visto nada tampoco en la actual ampliación de capital para repagar préstamos participativos de 490 millones de euros de Letterone hacia Dia.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING