Previo recurso al MEDE

El BCE valora desatar la 'opción nuclear': el OMT de Draghi para compras sin límite

La velocidad de la crisis por el colapso de la actividad obligará al Eurogrupo a optar por los préstamos del MEDE y lanzar después los eurobonos.

El espíritu de Draghi ha vuelto a la escena europea.
El espíritu de Draghi ha vuelto a la escena europea. / BCE / L.I.

Ahora o nunca. Europa no alcanza un consenso a la hora de lanzar 'coronabonos' ligados a la crisis del Covid-19, pero sí sobre el uso del Mecanismo de Estabilidad permanente MEDE (ESM, por sus siglas en inglés) que fue el encargado de salvar a Irlanda, Grecia, Italia, Portugal y España entre 2011 y 2012 con la crisis de deuda europea. "Hay un amplio amplio respaldo", dijo al término de la reunión el presidente del Eurogrupo, Mario Centeno.  El responsable del fondo de rescate, Klaus Regling, avanzó puede actuar de forma inmediata con prestamos blandos de 238.000 millones de euros a los países europeos que lo soliciten y descartó cualquier 'estigma o riesgo moral' por hacerlo. 

A fuerza de citar estos días a Draghi ("Lo que sea necesario. El euro es irreversible. Creánme, será suficiente"), la resurrección del MEDE ha despertado también la magia oscura que desplegó el banquero italiano en 2012 para salvar al euro: el OMT, por sus siglas en inglés, u operaciones monetarias de compras de deuda europea... sin límite. Draghi no llegó a usarlo en la crisis de hace ocho años con las primas de riesgo periféricas y el temor a la desintegración del euro, pero su sola mención provocó que los mercados se calmasen en cuestión de meses.

Según avanzó 'Bloomberg', el Banco Central Europeo (BCE) está valorando esta opción -que daría capacidad ilimitada a Christine Lagarde- pese a la férrea oposición del Bundesbank de Jens Weidmann.  Jueces alemanes llegaron a denunciar las actuaciones del BCE con las compras de deuda porque estaría violando el principio de no financiar a los Estados miembro del euro, pero la Justicia europea respaldó a Draghi, según recuerda 'Europa Press'.

La activación del OMT equipararía de hacerse realidad a la respuesta del BCE a la que tiene programada la Fed de Jerome Powell en EEUU, que este mismo lunes anunció "compras ilimitadas" de bonos, pagarés, hipotecas y otros préstamos con la activación de los fondos que usó en la crisis de 2008, como el TALF. Lo volverá a hacer, como entonces, junto al Tesoro estadounidense, el mecanismo fiscal del que carece ahora mismo Europa para poder afrontar la emisión de los llamados coronabonos, que mutualizan el riesgo entre los estados europeos.

No obstante, el MEDE si tiene la capacidad para emitir eurobonos para financiarse ya que el riesgo es compartido por todos los Estados, incluido España. Los socios europeos aportaron 80.000 millones de euros a los fondos de rescate precursores del mercanismo (el EFSF y EFSM), aunque hay garantías asignadas a cada uno de ellos por 330.000 millones más. La puesta en marcha del OMT permitiría al BCE comprar deuda sin límites de los emisores europeos como el propio MEDE o el Banco Europeo de Inversiones (BEI), pero también de los estados en los mercado secundarios de deuda, es decir, una vez hayan se haya emitido.

La velocidad del crash bursátil -el Ibex 35 ha llegado a derrumbarse un 40% desde el 19 de febrero al 20 de marzo- y el brusco colapso de la actividad económica por las medidas de cuarentena para combatir la pandemia del Covid-19 han azuzado a los bancos centrales, al G-7, al Eurogrupo o a los distintos gobiernos a un ritmo nunca visto. El Comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, lo resumió así: "Hemos reaccionado rápidamente y eso hay que reconocerlo. En cuestión de dos semanas, hemos tomado medidas imposibles hace solo dos meses". ¿Es el OMT imposible? ¿Y los eurobonos?

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING