Crisis del coronavirus

Australia marca rumbo: la Fed baja tipos y el Gobierno lanza sus estímulos fiscales

El Ejecutivo de Scott Morrisson lanzará medidas de apoyo fiscal a los sectores afectados y la Reserva Federal baja tipos

11. SÍDNEY (AUSTRALIA)
Australia pone en marcha su plan de choque contra el coronavirus.

Primer gran cañonazo monetario entre las economías desarrolladas por la crisis del coronavirus. La Reserva Federal de Australia anunció este martes la rebaja de un cuarto de punto, del 0,75% al 0,5%, de los tipos de interés con el objetivo de contener las consecuencias negativas en la economía australiana de la propagación del coronavirus Sars-Cov-2. La reducción de un cuarto de punto sobre la cifra anterior es la primera desde el pasado octubre y sitúa los tipos en su mínimo histórico.

 “El coronavirus ha nublado las perspectivas a corto plazo para la economía global y significa que el crecimiento global en la primera mitad de 2020 será menor de lo esperado. Antes del brote, había indicios de que la desaceleración de la economía mundial que comenzó en 2018 estaba llegando a su fin”, apuntó Philip Lowe, gobernador de la Reserva Federal, que dejó la puerta abierta a más recortes de los tipos.

"Es posible que la incertidumbre que está creando afecte el gasto doméstico. Como resultado, el crecimiento del PIB en el trimestre de enero-marzo será notablemente más débil de lo estimado (...) Es demasiado pronto para decir cuán persistentes serán los efectos del coronavirus y en qué punto la economía global se recuperará", añadió.

Los rendimientos de los bonos del gobierno a largo plazo han caído a mínimos históricos en muchos países, incluida Australia. El dólar australiano también se ha depreciado más recientemente y está en su nivel más bajo durante muchos años.

En la mayoría de las economías, incluido Estados Unidos, existe la expectativa de un mayor estímulo monetario en los próximos meses. La tasa de desempleo aumentó en enero al 5,3% y ha estado alrededor del 5,25% desde abril del año pasado.

Por su parte, el Gobierno se unió a los esfuerzos del banco central y anunció por su parte que aprobará una serie de estímulos económicos para preservar los puestos de trabajo que se vean amenazados por el impacto del virus. "Esta es una crisis sanitaria que tiene un fuerte impacto en el movimiento de personas y mercancías a lo largo del mundo", apuntó el primer ministro, Scott Morrison.

Entre los sectores económicos más perjudicados en Australia, donde se han detectado 32 infectados y un fallecido por coronavirus, se encuentra el del turismo, el educativo -a raíz de la imposición de restricciones de viaje- y la minería, ante una bajada en la demanda.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING