Crisis Covid-19 y 'shock' de oferta

El crudo de EEUU vuelve al nivel del siglo pasado y el Brent, al mínimo desde 2003

Las dos referencias del petroleo llegaron a bajar este miércoles más del 20% y hasta tocar mínimos en 20,6 (WTI) y 24,8 (Brent)

El crudo, el más afectado por la crisis del coronavirus.
El petróleo cae a mínimos de 2003 por el avance del Covid y la guerra de precios. / L. I.

El parón de la actividad económica a nivel mundial a causa del coronavirus, el cierre de fronteras que la expansión de la enfermedad ha provocado, el miedo a una recesión y la guerra de precios y de aumento de la producción abierta entre Arabia Saudía y Rusia. Todos estos factores han hundido el precio del petróleo hasta niveles del siglo pasado, en el caso del crudo ligero West Texas (WTI), y de 2003, en el caso del de referencia en Europa, el Brent.

Hoy el precio del oro negro ha registrado un nuevo crash. El barril de Brent ha llegado a tocar mínimos desde abril de 2003, por debajo de los 26 dólares, llegando a hundirse un 14%. Al cierre, sin embargo, ha moderado su retroceso hasta el 9%, quedando su cotización en 26,1 dólares. El West Texas (WTI), el crudo estadounidense, ha llegado a depreciarse un 22% y a perforar los 21 dolares, su nivel más bajo desde el año 1999, aunque finalmente ha terminado con un retroceso del 17%, hasta 22,8 dólares. El pasado 9 de marzo, ambas referencias petroleras registraron una de las mayores caídas de su historia con un descenso del 26% que hoy ha estado cerca de igualarse.

Las disputas entre la OPEP (la organización de países productores y exportadores) y Rusia, socio hasta hace apenas unos días del cártel, no han podido llegar en peor momento. El exceso de oferta con el que Riad y el resto de miembros del grupo están inundando el mercado no deja de presionar el precio a la baja -es su estrategia para doblegar a Moscú al tiempo que van ganando cuota en el mercado mundial-. Un crudo a estos niveles solo es rentable, en términos de extracción, para Arabia Saudí y unos pocos más países que extraen en superficie más barato.

Sin embargo, supone un auténtico varapalo para los productores de esquisto estadounidense, que emplean la técnica del 'fracking' (o fractura hisráulica), así como para Reino Unido o Noruega, que deben extraerlo de las profundidades del Mar del Norte, o para Venezuela (el país que cuenta con las mayores reservas), México... El banco de inversión Goldman Sachs ha llegado a rebajar su perspectiva de precios del WTI para el primer trimestre hasta los 20 dólares

La coyuntura macro tampoco ayuda. El propio banco de inversión estadounidense advertía el martes de que China puede ver reducido su crecimiento al 3% este año, desde el 6,1% al que despidió el pasado ejercicio -cuando creció a su menor nivel en casi tres décadas-. China es el primer demandante de petróleo a nivel mundial. Tim Amour, CEO de Capital Group, añade a esto el hecho de que "ya estamos viendo signos de una desaceleración en EEUU, no solo en el lado de la oferta conforme las empresas se preparan para lo que está por venir, sino también en el lado de la demanda".

Desde su punto de vista, todas las cancelaciones de eventos, reuniones, conferencias... van a impactar en el negocio de las empresas de viajes, ocio y actividades recreativas y de entretenimiento, que "probablemente serán las más afectadas, por no hablar del petróleo y otras materias primas cuya demanda global ya ha sufrido un derrumbe", añade. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING